Luis Alberto Cousirat Cubilla denunció que la jueza de Yaguarón, Gilda Lara Fabio, dictó una orden de exclusión y prohibición de acceso a su vivienda un día después de que fuera a testificar por una supuesta falsa denuncia de maltrato en su contra hecha por su padre, quien aparentemente sería manipulado por su hermano en el marco del interés económico que existe por la herencia de la madre.

“Primero me citaron el día jueves 8 de abril para la audiencia donde fui a defenderme y al día siguiente la jueza ya sacó dictamen. Ninguna prueba me aceptó”, dijo Luis Cousirat. Explicó que si bien su casa y la de su padre están en el mismo terreno, son dos construcciones diferentes y con accesos diferenciados también.

Según la apelación presentada por el hombre, la resolución dictada por la jueza de Paz se basa en hechos que no han sido demostrados fehacientemente en el juicio, y en la denuncia falsa y temeraria hecha por su padre, Juan Alberto Cousirat Gómez, bajo coacción de su hermano mayor, Juan Alberto Cousirat Cubilla, con la mala intención de quitarlo de su hogar.

Lea también: Investigan denuncia por cierre de calle para disputa de pikivóley en Capiatá

Jueza de Paz de Yaguaron, Gilda Lara. Foto: Gentileza.

“Es importante hacer notar que es la tercera vez que lo realizan, jamás en mi vida le toque un pelo a mi padre y mucho menos amenazarle de muerte, en cambio, mi hermano mayor Juan Alberto en una oportunidad casi lo mata”, alegó el denunciado.

Asimismo, explicó que el conflicto suscitado en su hogar gira en torno a intereses económicos que les corresponden a todos los hermanos herederos de su madre, Verónica Cubilla, pero solamente aprovechados y usufructuados por su padre y hermano mayor. “Mi padre, incitado y dirigido por mi hermano inició la sucesión de mi madre en el Juzgado de Pirayú sin poner a conocimiento mío y de mis otros hermanos, actuando de mala fe”, indicó.

Igualmente, el hombre ahora excluido de su domicilio dijo que su padre cobra una pensión alimentaria de la República Argentina diciendo bajo juramento, que vive y reside en Argentina, y a la par cobra la pensión de su madre, alegando también que vive en Paraguay. “Ellos retiraron, cobraron la pensión de mi mamá, G. 45 millones por ahí, mi papá debía recibir 50% y el otro 50% entre los hijos, pero ellos ya hicieron la sucesión en el 2019 a siete meses de que mi madre falleció y en el Juzgado de Yaguarón está la jueza Gilda Lara Fabio que se ensañó conmigo”, recalcó.

Mirá también: Inédito: Fiscalía citó a testigo equivocado en juicio oral a OGD y su hijo

Luis también comentó que es una persona cardiaca medicada y portador de marcapasos. Señaló que su padre y hermano presentaron dos testigos falsos y que la jueza no tomó en cuenta el testimonio de su hermana mayor Verónica Cousirat Cubilla, quien declaró que son falsas las denuncias en contra de Luis y que siempre va a la casa de la familia, por lo que conoce de primera mano lo que allí ocurre.

Este medio intentó comunicarse con la contraparte mediante una de las testigos del padre, Vanesa Cousirat, pero la misma no respondió a las llamadas ni a los mensajes. Asimismo, la jueza Gilda Lara Fabio, indicó mediante su secretario que no atenderá las consultas de la prensa hasta que se resuelva la apelación.

Finalmente, el hombre dijo que ahora quedó sin hogar por seis meses y que espera que la apelación presentada pueda tener un suceso favorable para él y su familia.

Te puede interesar: Hechos punibles contra periodistas serán investigados por la Unidad Especializada de Derechos Humanos

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar