El Ministerio Público allanó dos clínicas clandestinas en Caaguazú y Ciudad del Este, donde se practicarían abortos ilegales. Esto se dio luego de que en uno de estos establecimientos una mujer haya sido sometida a una cirugía de interrupción prematura del embarazo, pero con un desenlace fatal. El supuesto médico encargado de ambos locales fue detenido por la Policía Nacional.

La agente fiscal Zunilda Ocampos comentó este domingo que recibieron un informe policial del kilómetro 9 de Ciudad del Este, que reportaba el fallecimiento de una mujer de 28 años de edad por supuesta muerte súbita. Para la expedición del certificado de defunción, la policía llevó el informe hasta el médico de turno Eduardo Cano, quien notó algo sospechoso en el caso.

“Entonces, nosotros dispusimos la inspección del cuerpo. El médico forense constató que la mujer tenía una herida cortante bajo el vientre, producto de una operación quirúrgica. Entonces, decidimos dejar el cuerpo en la morgue hasta hacer las averiguaciones”, expresó la fiscala en entrevista con el canal C9N.

El padre de la fallecida reveló a la unidad fiscal que su hija estaba embarazada de aproximadamente 4 meses y que a veces salía para visitar a su madre, quien vive en Ciudad del Este. En esta última ocasión, la mujer le explicó a su padre que iría con su madre para hacerse unos estudios y que luego retornaría.

Podés leer: Récord de 60 muertes en un solo día por COVID-19 en Paraguay

“Hicimos las diligencias y constatamos que el 24 de marzo salió de su casa y fue hasta el kilómetro 7, del barrio Don Bosco de CDE, junto al médico de apellido Martínez, quien supuestamente en una cirugía le habría retirado el feto. Sin embargo, surgieron complicaciones y fue trasladada hasta otra clínica clandestina en Caaguazú”, expresó la agente fiscal.

A raíz de esta información concreta, se ordenaron dos allanamientos en simultáneo: uno en la mencionada clínica clandestina y otro en una vivienda ubicada en Caaguazú. Los indicios del intento de aborto eran muchos. La fiscala refirió que tras la intervención quirúrgica la mujer habría contraído una infección generalizada, ya el viernes 26 de marzo en horas de la madrugada.

“Le trasladaron entonces a otra supuesta clínica donde se le puso suero. En ambos locales encontramos vestimentas de médico con el nombre de Carlos Alberto Martínez Barreto, bajo registro médico N° 7383”, declaró.

Con todos estos elementos incautados e información recabada, se procedió a la detención del hombre, quien se encontraba escondido en unas de las habitaciones de su clínica clandestina.

Podés leer: COVID-19: “El éxodo masivo de gente al interior va a tener un resultado catastrófico”

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar