La jueza penal de Garantías, Lici Sánchez se opuso este miércoles al sobreseimiento provisional de los tres médicos procesados por la muerte del niño Renato Rojas, registrado en un sanatorio de Asunción, en agosto de 2019. Ahora, la Fiscalía General deberá decidir si corresponde acusar a los imputados o ratificar el pedido de sobreseimiento provisional solicitado por los investigadores.

Se trata de los médicos María de Fátima Bastos, José Manuel Ovando y Óscar Feliciano Cabrera, quienes están imputados por el procedimiento realizado que concluyó con el fallecimiento del pequeño en el hospital privado en la capital del país.

Leé también: Sicarios del PCC asesinan a un policía en Pedro Juan Caballero

Luego de la realización de la audiencia preliminar de esta mañana, la magistrada Sánchez refirió que consideró que las contradicciones indicadas por la Fiscalía, que existen entre los informes de los peritos forenses, no deberían ser obstáculos para tomar una decisión, ya que la institución deber abocarse a la búsqueda de la verdad y debería encontrar elementos probatorios de cargo o de descargo.

“Consideré que no era oportuno aprobar esto como causal de nuevo plazo de la investigación. Ya concluyeron los plazos ordinarios como extraordinarios. Ya está definido para hacer un requerimiento conclusivo. Más aún cuando los informes de los peritos ya están agregados a la carpeta fiscal. Consideré que ya se tienen los elementos probatorios y debería concluir la causa”, declaró.

Podés leer: Continúa la alta ocupación en hospitales a causa del COVID-19

Pedido fiscal

Las fiscalas Nathalia Silva y Sara Torres solicitaron el sobreseimiento provisional (desvincular parcialmente del proceso) de los médicos María de Fátima Bastos Ausfeld, José Manuel Ovando y Óscar Feliciano Cabrera Román, imputados en su momento por omisión de auxilio por el fallecimiento del niño Renato Rojas Talavera.

Las dos agentes fiscales piden la desvinculación temporal del proceso penal contra los profesionales de blanco hasta tanto la Fiscalía logre recolectar más elementos para poder formular una acusación contra las tres personas.

Ahora, la fiscala general del Estado, Sandra Quiñónez, tendrá la palabra final sobre la situación. Debe decidir si sobresee provisionalmente a los procesados o si se presenta la acusación y solicitud de realización de juicio oral sobre los mismos.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar