La Coordinadora de Derechos Humanos del Paraguay (Codehupy) presentó esta mañana una querella adhesiva contra personas innominadas por homicidio doloso, en el caso del asesinato por odio del indígena Lorenzo Silva Arce, ocurrido en una parada de colectivo ubicado sobre las calles Jejuí casi Montevideo de Asunción. El objetivo es solicitar diligencias y trámites para impulsar la investigación que está parada hace más de un año.

La querella fue presentada en representación de Virgilio Silva, padre del joven indígena que se encontraba en situación de calle al momento de sufrir el ataque.

“Con anuencia de los familiares de Lorenzo Silva Arce, quien fuera víctima de un ataque a balazos hace un año atrás y que le costó la vida, mientras dormía en el banco de una parada de autobús en Jejuí y Montevideo, Asunción, esta mañana la Codehupy presentó una querella adhesiva atendiendo que la investigación impulsada por el Ministerio Público no ha dado avances significativos y creemos que mediante nuestra intervención como querellantes, al menos vamos a proponer diligencias e impulsar trámites que puedan ayudar en el esclarecimiento de los hechos y en lo posible a la identificación de los atacantes que mataron a Lorenzo Silva”, señalo el abogado Óscar Ayala Amarilla, secretario ejecutivo de la Codehupy, durante la presentación que fue realizada en el Palacio de Justicia.

La querella recayó en el Juzgado Penal de Garantías número 10, que deberá revisar la documentación acercada por el asesor jurídico de la Codehupy para admitir la querella y comunicar al Ministerio Público sobre el rol que desempeñará la organización en el caso.

Te puede interesar: Ratifican condena de 25 años de cárcel para abogado que contagió VIH a seis mujeres

Ayala Amarilla resaltó que el caso de Lorenzo no es el único crimen contra personas indígenas que tuvo lugar en el último año y medio y que quedó en la impunidad. Mencionó que por eso se decide también tomar la causa, para visibilizar la impunidad que existe respecto a los casos de indígenas (niñas, mujeres, hombres), que resultan víctimas de crímenes muy graves.

Resaltó asimismo que se puede hablar en este caso de un crimen de odio o por placer, según lo caracterizan expertos en Criminología, ya que en este caso no hay evidencia ni indicio de ninguna motivación o explicación que permita entender el caso de otro modo. “Las pocas imágenes que se tienen dan cuenta de un auto que se aproxima y desde el cual se hacen disparos en contra de esta persona que estaba durmiendo en ese momento, por lo tanto, podría caracterizarse como un crimen de odio o por placer, lo cual es un indicador bastante preocupante sobre la sociedad que tenemos”, expresó con preocupación.

Podes leer: Imedic: jueza convoca a Patricia Ferreira para decidir si va a prisión o no

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar