La Fiscalía imputó y pidió la prisión preventiva para un conductor alcoholizado que, al mando de su camioneta, atropelló y mató a un joven delivery a bordo de su moto. Ocurrió cuando sobre la avenida Santa Teresa casi Madame Lynch, en Asunción, el pasado domingo.

La fiscala Karina Caballero imputó por homicidio culposo a Jorge Rojas, de 21 años, que guarda reclusión luego de causar la muerte de Roberto Paul Sanabria, de 24 años, que circulaba en su motocicleta para entregar un pedido a la empresa de comida para la que trabajaba. El conductor de la camioneta ingresó a gran velocidad en sentido contrario, sobre el carril donde se desplazaba el trabajador. Familiares se movilizaron ayer martes para pedir justicia.

La fiscal confirmó que Rojas dio positivo a la prueba del alcotest, con un nivel de 0,73 milímetros en la sangre. Ayala falleció casi de manera instantánea en el sitio. El joven trabajaba como repartidor para poder estudiar. La fiscala accedió a las imágenes de cámaras de circuito cerrado para contar con la secuencia de lo ocurrido. Hoy, la agente considera que puede ampliarse la imputación contra el automovilista.

Lea también: Juez definirá si pareja de imputados por estafa va a prisión o arresto domiciliario

“Ya sabemos quién es la persona que causó el accidente, sabemos que estaba alcoholizada, pero los detalles nos hacen falta para saber cómo ocurrió el accidente. Él ya está imputado por homicidio culposo y está recluido. El nivel de alcohol en la sangre encontrado fue de 0,73″, expresó la fiscala del caso.

Caballero está a favor de modificar el artículo del Código Penal que señala este tipo de hechos como homicidio culposo y en consecuencia aumente el marco de condena para los culpables. "Este artículo debe ser modificado inmediatamente para no tener que estar inventando el homicidio doloso con dolo eventual. Matar a una persona en estado de ebriedad tiene que ser un agravante del homicidio culposo en este momento y se tiene que cambiar la ley”, expresó la fiscal en contacto con 1000 AM.

Lea también: Inician quema de histórica carga de 2.906 kilos de cocaína incautada

Amigos y compañeros de trabajo de Ayala también se sumaron a las voces del pedido de justicia para el joven trabajador de delivery, además de cientos de internautas que solicitan que este caso al igual que otros no queden impunes.

“Mataron a mi compañero de trabajo que estaba trabajando haciendo delivery para una empresa de comida porque no solo trabaja en la empresa conmigo, también se mataba laborando en otro lado porque el dinero seguro no le alcanzaba”, escribió en Twitter una persona cercana a la víctima.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar