El Ministerio Público descartó que una mujer haya resultado víctima de feminicidio, aclarando que la misma murió electrocutada, conforme al diagnóstico de la médica forense Raquel Cáceres. Se trata del caso que se registró en la noche del sábado 24 de octubre, en Área 5 de Presidente Franco. Intervino en el hecho la fiscala Liliana Denice Duarte.

La fallecida fue identificada como Adriana Vanesa González. Su cuerpo fue encontrado en la entrada de la habitación de un inquilinato, a las 3:30 de este domingo 25 de octubre, luego de unas 5 horas de producirse su fallecimiento.

Presentaba “rigidez cadavérica, livideces moderadas, sin proceso de putrefacción. Se constata además lesiones post morten en el cuello y región superior de la espalda, producidas por hormigas (ácido fórmico) en gran cantidad”, refiere el informe de la profesional médica.

Inicialmente, los familiares y allegados de la víctima denunciaron el hecho como supuesto feminicidio, considerando que el concubino se había ausentado de la casa. Sin embargo, según informó la fiscala Liliana Duarte no se constataron lesiones de defensa ni ataque en Adriana Vanesa.

La afectada sí presentaba lesiones en el miembro superior izquierdo, en la palma de la mano, eritema de forma lineal de dos centímetros de largo y tres de ancho, pero las mismas serían rastros de sus uñas.

La mujer habría cerrado fuertemente el puño tras sufrir la descarga eléctrica, circunstancia en que se produjo las heridas, según el dictamen forense. El cadáver estaba tendido en el suelo, en la entrada de la habitación, donde igualmente se constató un desperfecto en un enchufe, que habría sido el que provocó la descarga eléctrica.

Te puede interesar: Juez definirá si pareja de imputados por estafa va a prisión o arresto domiciliario

El cuerpo de la víctima fue entregado a la madre, de nombre Adolfina González Giménez. La doctora Raquel Cáceres le explicó a la madre de la víctima detalladamente la causa de la muerte.

Concubino tenía orden de captura por otro caso

El concubino de la fallecida, de nombre Sergio Galeano dos Santos, que fuera sindicado como presunto autor, se habría ausentado del lugar y avisado a su hermana para que comunique el hecho a la Policía. Sin embargo, el hombre volvió a la casa voluntariamente y se puso a disposición de la Fiscalía.

Argumentó que no se había quedado en el lugar debido a que pesaba en su contra una orden de captura, situación corroborada por el Sistema Informático de la Policía Nacional. Incluso el hombre accedió voluntariamente a ser inspeccionado por la forense, no constatándose lesiones. Cabe mencionar que al momento del procedimiento, los hijos de la pareja no se encontraban presentes en el lugar del hecho.

Podes leer: Jueza admitió imputación y procesó penalmente por violencia familiar a pastor

Dejanos tu comentario

16H

El nivel de ocupación de camas de terapia intensiva llegó al tope. ¿Qué debe hacer Salud Pública?

Click para votar