En setiembre del 2017 se dictó una sentencia condenatoria que marcó un hito en la historia criminal de nuestro país, debido a que un tribunal colegiado sentenció a 40 años de cárcel a una pareja que fue hallada culpable por el “mero placer de matar”, tras asesinar a una persona.

Las juezas de sentencia Mesalina Fernández, Alba González y Gloria Hermosa, determinaron una pena de 30 años de cárcel más 10 años de medida de seguridad a Isaías Raúl Torres y Gissela Milén Otto, autores del homicidio de Agustín Emanuel Bogado, quien era novio de la exmodelo Jazmín Baranda.

A través de los mensajes de texto enviados entre los hoy condenados, se pudo conocer cómo planearon el crimen y que el móvil fue simplemente asesinar por placer.

Durante la argumentación de la sentencia, la jueza Fernández explicó que “es el primer caso en la historia criminal del país en el que se mata por placer”. Igualmente, la magistrada sostuvo que se probó en juicio que en la madrugada del 8 de febrero del 2014, los acusados llegaron a la casa de Bogado ubicada en el barrio San Cristóbal y una vez adentro de la vivienda, Isaías, ayudado por Gissela golpeó a la víctima en la cabeza con una manopla de hierro.

Tras el golpe, Bogado quedó agonizando en el piso y desangrándose, situación que les produjo placer a los acusados, según las pruebas. La víctima falleció a causa de un politraumatismo craneoencefálico. La fiscala Carla Rojas había solicitado la misma pena aplicada por el Tribunal de Sentencia.

Mensajes de texto entre los dos condenados que muestra la manera en que se había planeado el asesinato de Agustín Bogado. Foto: Gentileza.

Pericia a los celulares

Los aparatos celulares de la pareja fueron sometidos a una pericia, en la que saltaron los mensajes de textos del terrible crimen; entre ellos podía leerse: Gissela: “Compartimos algo muy placentero, o sea matar”; Isaías: “See, pegó también, hace mucho no sentía tanta adrenalina”; Gissela: “Hola, necesito plata”.

Te puede interesar: Bruno Marabel admitió que asesinó a su suegro, pero negó haber matado a las demás personas

“Me gustaría que matemos a alguien pudiente este mes, unos dos milloncitos para ayudar en la mudanza”; Isaías: “Yo también quiero guita”; Gissela: “¿Alguna vez pensaste que podríamos cometer un fallo y chau?, el tema es que mi idea era matar gente por placer y si tienen algo mejor, en tu caso, lo que querés es plata y vas directo a eso”; Isaías: “Lo mataría de nuevo porque me encanta matar”, “quiero a mi asesina favorita”, refiriéndose a Gisselle.

Gissela se quitó la vida

En noviembre del 2018 la joven Gissela Milea Otto se quitó la vida en su celda, dentro del penal de mujeres Casa del Buen Pastor. La mujer fue encontrada a las 7:30 colgada de una piola en su lugar de reclusión.

Podés leer: Condenan a 15 y 6 años de cárcel a dos personas por tentativa de homicidio

Dejanos tu comentario

12H

Diputados votaron a favor de la interpelación de la ministra de la Niñez. ¿Es una decisión acertada?

Click para votar