El agente fiscal Osmar Segovia representó al Ministerio Público en el juicio oral y público en el que fue condenado el señor Vicente Paredes Aranda a cinco años de pena, tras ser encontrado culpable por el delito de robo agravado.

Refieren los antecedentes del caso que en fecha 19 de octubre del 2018, siendo las 4:15 aproximadamente, la señora Shirley Lorena Benítez Fretes se dirigía a su lugar de trabajo sobre la calle 29 de Setiembre c/ Acceso Sur de la ciudad de Ñemby, cuando en ese trayecto fue interceptada por el acusado con un cuchillo de fabricación casera en mano, le exigió la entrega de su celular. Ante esa situación, la víctima hizo entrega de su celular y el autor se dio a la fuga.

Posteriormente, oficiales de la comisaría jurisdiccional lograron aprehender al autor del hecho y en su poder se halló el referido aparato celular y un cuchillo de fabricación casera sin punta.

Te puede interesar: Destruyen mercaderías falsificadas por valor de US$ 300.000

Durante el desarrollo del juicio, con las pruebas ofrecidas la Fiscalía pudo demostrar la autoría del hecho y al momento de los alegatos finales se solicitó la pena mínima para el ciudadano, atendiendo a las circunstancias a favor del mismo, su edad, su grado de adicción a las drogas en aquella época, así como su buena conducta demostrada durante los dos años de su reclusión preventiva.

El Tribunal de Sentencia que juzgó la conducta del acusado estuvo presidido por el juez Hugo Segovia Villasanti e integrado por las magistradas Alicia Orrego y Lilian Flores.

Podes leer: En Caazapá, 144 auxiliares de justicia renovaron su matrícula

Dejanos tu comentario

17H

El nivel de ocupación de camas de terapia intensiva llegó al tope. ¿Qué debe hacer Salud Pública?

Click para votar