El Tribunal de Sentencia que lleva adelante el juicio oral y público contra Bruno Marabel, único acusado por el múltiple homicidio en Asunción, se constituyó este viernes a la “casa del horror”, la antigua casona céntrica donde ocurrió el crimen contra tres adultos y dos menores de edad.

La jueza Gloria Godoy, en su carácter de presidenta del Tribunal de Sentencia que debe decidir sobre el futuro penal del caso, acudió en compañía de la agente fiscal Esmilda Álvarez, encargada de la causa, hasta la vivienda ubicada en el microcentro capitalino.

La magistrada identifica in situ la escena del crimen, recorriendo toda la propiedad y cada una de las habitaciones. Este procedimiento acompaña igualmente el único procesado, a través de una videollamada desde su lugar de reclusión en la Penitenciaría de Tacumbú.

“Estamos para corroborar las situaciones de las pruebas producidas y plasmadas en la acusación del Ministerio Público. Son detalles en su totalidad casi confirmados, donde se levantaron las evidencias. Prácticamente es una confirmación de las pruebas producidas. Sobre todo la confirmación de la hipótesis de la Fiscalía de la cual estamos totalmente seguros y vamos a llegar al momento de la sentencia condenatoria y con las pretensiones del Ministerio Público”, explicó la fiscal Álvarez, en conversación con el canal GEN.

La defensa legal de Marabel cuestionó el hecho de que la Fiscalía haya irrumpido sin una orden judicial en dicha vivienda el 8 de octubre de 2018, teniendo como evidencia para allanamiento solo un olor fétido. Ante esto, la fiscal respondió que no fue solo eso lo que le impulsó a tomar la decisión de derribar las puertas del lugar para ingresar.

“Fue el olor fétido lo que nos hizo entrar, pero según los denunciantes, ya había pasado una semana de que la casa estaba cerrada. Ya hacía una semana que los niños no salían a la calle a jugar, ya hacía una semana que no iban a la escuela. Ya hacía una semana que no abrían el estacionamiento que tenían por contrato. Todo eso se une al olor fétido. Entonces señores, estamos ante el peligro de vida que es una de las garantías prevalecientes de nuestro orden jurídico constitucional. Habían personas desaparecidas, debíamos nosotros ingresar. Eso impulsó al Ministerio Público a ordenar que se rompa el candado del portón. En ese mismo sentido, el Tribunal de Sentencia rechazó los incidentes y la nulidad del procedimiento”, concluyó.

Podés leer: Quíntuple crimen: se inició juicio oral para Bruno Marabel

Antecedentes

Según la acusación de la fiscal Esmilda Álvarez, Marabel sería el autor material de los homicidios de su esposa Dalma Rojas; del padre de la misma, Julio Rojas del Valle; de la madre, Elba Rodas y de los hijos de Dalma, de 4 y 6 años. Además de Marabel, deberá ser enjuiciada María Araceli Sosa, quien no aceptó una salida alternativa, ya que alega ser inocente de los hechos investigados. Sosa se vio involucrada al participar supuestamente de una fiesta en la casa donde ocurrió el crimen.

También fueron procesados penalmente Alba Rosalina Armoa, expareja de Marabel, quien obtuvo una salida procesal; deberá cumplir varias reglas de conducta. Mientras que el otro procesado, Marcelo Gabriel Sosa Díaz, fue beneficiado con el sobreseimiento definitivo y quedó desvinculado del presente caso. El macabro hallazgo se registró el 8 de octubre del 2018 en una vivienda situada en las calles Oliva y Montevideo del centro de Asunción.

Podés leer: Quema del Congreso: juicio oral para acusados se suspendió por pedido de una procesada

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar