Un Tribunal de Sentencia condenó al abogado y oficial de justicia David Raviolo tras ser encontrado culpable por el delito de estafa. La víctima fue José Alejandro González, quien fue estafado por la suma de unos US$ 200.000. El colegiado que tuvo a su cargo juzgar al acusado estuvo integrado por los magistrados Miguel Ruiz, Liz Ramírez y Javier Sapena.

Los jueces de Sentencia llegaron a la conclusión que se probó el hecho punible de estafa porque el acusado nunca tuvo la voluntad de realizar el negocio con la víctima del hecho. Asimismo, se arrimaron otras pruebas que fueron importantes para poder condenar al acusado.

Te puede interesar: Realizan test a personal de seguridad y transporte de sedes judiciales del interior del país

Asimismo, el colegiado ratificó la prisión preventiva del hoy condenado, quien seguirá cumpliendo su condena en la cárcel regional de San Pedro, donde está recluido actualmente.

El fiscal del caso es Adriano Rienzi, quien arrimó todos los elementos de prueba para que el Tribunal de Sentencia pueda valorar y condenar al acusado a la pena carcelaria mencionada más arriba.

De acuerdo a la investigación del Ministerio Público, el modus operandi del acusado David Raviolo, abogado y oficial de justicia, era entrar en confianza con la víctima de turno y después de un tiempo pedía dinero a los incautos con la promesa de buenos intereses, ya que tenía contactos con casas de cambios en Ciudad del Este demostrando solvencia y haciendo creer a las potenciales víctimas que tenía un caudal económico importante.

Podes leer: Imputan a padrastro de Juliette por pornografía infantil

Asimismo, cuando conseguía el dinero pagaba dos o tres meses de interés y luego desaparecía, ya no atendía el teléfono y tampoco se hacía encontrar.

Del mismo modo, el condenado para tratar de cubrir el monto de dinero que recibía de sus víctimas entregaba pagarés, pero dicho documento no servía porque no tenía nada a su nombre, ya que transfería todos sus bienes a su esposa, con quien tenía una unión con separación de bienes, ocultando así lo que compraba burlando a sus acreedores. Esto recién saltaba a luz cuando se ejecutaban los pagarés. Un circuito delictivo perfecto.

Dejanos tu comentario

13H

Miguel Cuevas ¿debería ocupar nuevamente su banca en Diputados?

Click para votar