El pleno de la Corte Suprema de Justicia aprobó reducir el cupo de combustible de los ministros de la máxima instancia judicial de G. 4.250.000 a G. 2.500.000 para cada alto magistrado. Esta reducción será hasta diciembre de este año, de acuerdo a la determinación adoptada por los integrantes de la CSJ.

Se dispuso además reducir una licitación del rubro de combustible del Poder Judicial de G. 4 mil millones a G. 2 mil millones. La medida se da a raíz de los acontecimientos que se generan por el COVID-19. Todos los miembros de la Corte estuvieron de acuerdo con la reducción del cupo de combustible así como disminuir el monto de la licitación del rubro de combustible para la Justicia.

Poder Leer: Aprueban racionalizar gastos en la Corte Suprema

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

También se resolvió eliminar los rubros de alimento para los custodios, conductores de los ministros de la máxima instancia judicial, así como los regalos que se solían entregar a las autoridades de otros países que vistan la Corte, y arreglos florales. Igualmente se tomó la determinación de mantener el rubro de alimento, es decir, almuerzo para los funcionarios de la oficina de Atención Permanente del Palacio de Justicia que funciona las 24 horas del día. Todos los recortes hechos por los altos magistrados generarán un ahorro importante para el Poder Judicial.

Participaron de la sesión, Alberto Martínez Simón, actual presidente de la CSJ; Antonio Fretes, Luis María Benítez Riera, Gladys Bareiro de Módica, Carolina Llanes, Manuel Ramírez Candia, Eugenio Jiménez y César Garay.

Te puede interesar: Racionalización y más sentencias hubo en Corte

Dejanos tu comentario