La Corte Suprema de Justicia dispuso iniciar una auditoría al expediente caratulado “Recusación planteada por el acusado Camilo Soares bajo patrocinio del abogado Víctor Mujica y Alfredo Guachire bajo patrocinio del abogado Rodolfo Aceretto sobre lesión de confianza”.

Esta determinación se adoptó debido a la nueva recusación que se presentó contra el tribunal de sentencia que tiene a su cargo juzgar a los dos procesados. El trabajo estará a cargo de la Dirección de Auditoría de Gestión Jurisdiccional que deberá informar sobre la actuación de los abogados en el caso.

Los jueces recusados por cuarta vez son: Juan Carlos Zárate, María Fernanda García y Héctor Capurro. Ahora los mismos deberán informar sobre la nueva recusación al tribunal de apelación que tendrá que analizar si corresponde confirmar la competencia de los tres magistrados judiciales o separarlos del caso. De ser confirmados los jueces para seguir juzgando a Soares y Guachiré, los mismos deberán fijar nuevamente una fecha para continuar con el juicio.

El director de la Auditoria de Gestión Jurisdiccional, Rodolfo Hey, deberá designar al auditor que tendrá la tarea de realizar la tarea e informar a los ministros de la máxima instancia judicial sobre el resultado de las actuaciones de los profesionales del derecho en el juicio oral y público.

El Ministerio Público sostiene que existe responsabilidad de los dos acusados en el hecho punible de lesión de confianza donde se estima que los procesados causaron un perjuicio patrimonial a la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN) de G. 1.200 millones en la compra de coquitos cuando Camilo Soares se desempeñaba como titular de la institución.