El fiscal de Capitán Bado, Hernán Mendoza, imputó por tentativa de homicidio doloso y ordenó la captura de Osmar Rigoberto Palacios, hijo del concejal de Capitán Bado, Héctor Palacios.

El hombre, presumiblemente sería el autor del intento de homicidio de un agente policial que se encontraba de servicio en un control de rutina. La víctima fue identificada como suboficial Marino Ruiz, quien recibió 4 impactos de bala por parte del ahora imputado en un control de ruta. Palacios se encontraba bajo los efectos del alcohol.

El hecho se registró en la noche de este sábado, cuando Palacios en compañía de otras personas, a bordo de un automóvil Toyota, se detuvo en un control rutero que realizaba el suboficial junto a otros camaradas.

Ruiz observó que Palacios tenía en su poder un arma de fuego, por lo que le pidió que salieran del rodado para ser verificados, pero los mismos se habrían rehusado, el uniformado forcejeó y el supuesto autor efectuó cuatro disparos de arma de fuego contra Ruiz.

Tras los disparos, el efectivo de la Policía Nacional cayó al suelo y mientras fue auxiliado por otros agentes del orden que se encontraban en el lugar, el supuesto autor y sus acompañantes huyeron.

Osmar Rigoberto Palacios cuenta con antecedentes por homicidio doloso en el año 2017, por lo que ya tenía orden de captura firmada por el juez Penal de Garantías, Leojino Benítez Caballero.