El actual ministro de Desarrollo Social, Mario Varela Cardozo, quien ahora está en la mira de la Contraloría General de la República por irregularidades en dicha secretaría de Estado, ya arrastra una mala administración durante su gestión como gobernador de Caaguazú, en el periodo 2013-2018, cuando en el 2013 continuó con la obra del futuro teatro de la ciudad de Caaguazú en la plaza Bartolomé Aquino, pese a que tenía una medida cautelar de no innovar.

Fue así que, pese a la medida de la prohibición de construcción en dicha plaza, Varela firmó con la empresa Villalba Piñeiro la ampliación del plazo de ejecución de las obras para la construcción del teatro; sin embargo, no se llegó a firmar la renovación de la póliza del seguro de fiel cumplimiento, que garantiza el anticipo de cerca de 2 mil millones de guaraníes. Fue el monto que la gobernación entregó a la empresa.

Mario Varela mandó renovar el plazo de ejecución de las obras a la firma Villalba Piñeiro, cuando los trabajos no podían aún ejecutarse y tampoco se renovó la obligación del fiel cumplimiento de los mismos, y para peor sin la garantía de una cobertura de seguro.

Leé también: Mal uso de millonarios fondos en administración de Mario Varela

Parte del informe de la Contraloría General de la República. Foto: Gentileza.

La empresa solo ejecutó un 3, 24% del contrato, es decir, trabajos previos por 152.699.302 guaraníes y la gobernación tuvo una pérdida de 1.726.923.562 guaraníes, ya que se había pagado como anticipo 1.879.622.954 guaraníes.

En cuanto al Ministerio de Desarrollo Social (MDS), Mario Varela tuvo que hacer mucho lobby para que dicho ente del Estado, pase de ser secretaría a ministerio, confirmado después en el cargo por Mario Abdo Benítez.

Según Miguel Galeano de la Contraloría, existiría un perjuicio patrimonial de 10 millones de dólares, algunos con indicios de hecho punible durante la gestión Varela en el MDS, donde mencionó como ejemplo el punto 10 que refiere que el ente contralor constató que 2.329 beneficiarios del programa Tekoha no han pagado sus cuentas desde la firma de los contratos que asciende a 11.235.882.228 guaraníes.

Galeano manifestó que los abogados de la Contraloría ya están verificando todas las irregularidades que representan hechos punibles para una eventual denuncia ante el Ministerio Público.

Leé además: Piden la pérdida de investidura del diputado Miguel Cuevas

Dejanos tu comentario

6H

¿Qué medida se debe tomar ante la gran cantidad de personas que retornan de sus vacaciones en el extranjero?

Click para votar