Rossana Escobar

rossana.escobar@gruponacion.com.py

Días después del arribo del avión carguero que trajo insumos sanitarios para el combate al COVID-19, comenzaron a guardar camas hospitalarias en propiedad de un familiar de diputado y senadora.

El depósito en el que fueron halladas camas hospitalarias, luego de una denuncia por parte de los vecinos, resultó ser propiedad de una sobrina del diputado Arnaldo Samaniego y la senadora Lilian Samaniego. Coincidentemente, estas camas tienen las mismas características que las adquiridas por el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social (MSPyBS), a precio de oro y que llegaron en el avión carguero que arribó a nuestro país el 17 de abril pasado.

Lea aquí: Gobierno debe disipar dudas tras llegada de primeros insumos, dice diputada

Cabe señalar que las camas compradas por Salud fue en el marco de una licitación de G. 85.220 millones. Despachos de importación revelaron que lucraron con creces con los precios, ya que el proveedor, en este caso Insumos Médicos SA, vendió a G. 4.250.000 las camas que trajo a G. 650 mil.

Cinco días después de que llegara el avión carguero, comenzaron a guardarse estas camas hospitalarias en el tinglado ubicado en Ingavi 2.319 del barrio San Vicente de Asunción, según la denuncia de los vecinos. Esta propiedad, según los registros catastrales, es de María Nathalia Samaniego Maciel (25), hija de Gustavo Samaniego, quien es hermano de los políticos.

Los vecinos señalaron que el edificio en el que guardaron las camas hospitalarias fue terminado “hace poco tiempo”. Cuando la prensa marcó presencia en el lugar, fue cerrado y no dieron más autorización para corroborar todo lo que hay allí dentro.

Te puede interesar: Firma del clan Ferreira fraguó documentos para introducir al país fármacos de la India

La propiedad figura a nombre de Nathalia Samaniego. Foto: Captura de pantalla.

Ensamblaje

Esta semana los pobladores de la zona notaron un movimiento inusual de carga y descarga de mercaderías en dicho depósito. Se llevaron una sorpresa al ver que en el predio se estaban ensamblando sospechosamente camas hospitalarias, similares a las que el Gobierno importó a precios irrisorios de China continental.

Un móvil del canal de televisión GEN fue hasta el barrio San Vicente de la capital. Los vecinos indicaron al periodista que desde el mediodía del pasado sábado 18 de abril empezaron a llegar camiones de mediano porte al depósito y luego procedieron a la descarga de varias cajas.

Lea también: Clan Ferreira se reparte contratos en Salud con un holding de empresas

Con el correr de los días fueron observando cómo debajo de un tinglado varias personas se dedicaban a trabajar por las camas, similares a las que hoy están en el centro de la polémica porque desde su llegada al país la cartera de Salud no hizo una exhibición pública de las mismas ni salió al paso de los cuestionamientos y denuncias de los medios de prensa.

Ante esta situación y teniendo en cuenta que el depósito fue construido en tiempo récord y no tiene ningún cartel identificatorio de la empresa u encargado a quien corresponde, los vecinos decidieron denunciar la actividad sospechosa a la Policía Nacional y a los medios.

Así fue como GEN pudo, según los testimonios, constatar que el tinglado fue construido en pocos meses y de la nada empezó a funcionar activamente esta semana, con carga y descarga de mercaderías y movimiento constante de los trabajadores.

Tema relacionado: La historia detrás de los aviones cargueros

El tinglado fue construido en tiempo récord. Foto: Gentileza.


Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar