El Hospital de Clínicas continúa con el descenso sostenido en el número de consultas por casos respiratorios, registrándose un promedio de 15 por día. A la fecha, cuenta con un solo paciente internado por COVID-19, en sala común.

La doctora Sara Amarilla, del Departamento de Control de Infecciones Intrahospitalarias y Epidemiología, indicó que las semanas anteriores las consultas en el área de contingencia respiratoria adulto eran de 20 a 25 por día.

Lea más: El papa Francisco compara la fe frágil con “un partido de fútbol sin gol”

“Seguimos en descenso en cuanto a consultas, y lo mismo en internados. Actualmente solo una paciente positivo en sala común, y ningún ingreso de COVID positivo en terapia. Hubo algunos óbitos, pero se descartó coronavirus en ellos. En pediatría tampoco tenemos casos positivos”, sostuvo.

Por otro lado, respecto al caso de malaria o paludismo detectado en nuestro país e ingresado por un extranjero que está internado en el Instituto de Medicina Tropical (IMT), dijo que se trata de una enfermedad de la cual el país fue declarado libre, pero ante el alto índice migratorio es importante estar siempre alerta si bien no existen casos autóctonos.

Detalló que se trata de una enfermedad infecciosa producida por un parásito del género Plasmodium, transmitida por la picadura del mosquito hembra infectado conocido como Anopheles, siendo el reservorio de propagación el hombre que padece paludismo.

Lea más: Los dos barrios favoritos de Asunción

Señaló que la malaria produce un cuadro de síndrome febril prolongado, siendo este uno de los diagnostico diferenciales, pudiendo asociarse a otros síntomas más inespecíficos como cansancio, pudiera ver Visceromegalia que consiste en el aumento de órganos internos de la zona del abdomen como ser hígado, bazo, estómago, riñones o páncreas. También pueden darse pérdida de peso entra dentro de un pull de síntomas comunes como muchas otras patologías, pero lo común es síndrome febril prolongado.

Afirmó que puede ser mucho más aparatoso que el dengue, que también se transmite por mosquito, pero por el Aedes aegypti. Recomendó eliminar los potenciales criaderos de mosquitos, así se ayuda a evitar ambos transmisores.

“Tenemos que estar atentos a los casos y aplicar los tratamientos correspondientes para que no sean focos de nuevas infecciones. La diferencia con el dengue es que pudiera ser mucho más aparatoso. En cuanto a gravedad es mucho más aparatoso el tema del paludismo, da una afectación de órganos más importantes, este parásito se multiplica en los glóbulos rojos, va a hígado, va haciendo una afectación más grave por ahí no tan aguda como el dengue, pero si a lo largo es más grave”, puntualizó.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar