El gobernador de Amambay, Ronald Acevedo, cuya hija fue asesinada el sábado por la mañana, recordó que había solicitado ayuda al ministro del Interior, Arnaldo Giuzzio, para este departamento y sostuvo que el secretario de Estado sabe quién es el responsable. Reclamó además que nadie del Gobierno se solidarizó con él.

“Arnaldo Giuzzio, hablamos, te dije que necesitábamos ayuda en el Amambay, que está fea la cosa, nos está invadiendo esta gente, es un mercado libre de la muerte y de la droga, te avisé”, dijo el gobernador Ronald Acevedo.

Lea más: Figuras de la radiofonía nacional

Aclaró que el reclamo no lo hace solamente porque su hija fue la víctima en esta ocasión, sino para todos los asesinados en los últimos días y años, que, según sus cálculos, sobrepasan las 1.500 muertes en la última década. Comentó que las dos jóvenes que estaban con su hija son dos estudiantes de medicina que llegaron a Paraguay para formarse profesionalmente, pero que encontraron a una “Sinaloa” y a una “Colombia” en Pedro Juan Caballero.

“Confío en la justicia divina, en la justicia de la tierra tengo muy poca credibilidad, no creo que hagan nada. Ni una persona del Gobierno Nacional me llamó a solidarizarse conmigo”, lamentó. Solicitó que la Fiscalía cumpla su trabajo y pidió a Arnaldo Giuzzio que si tiene un poco de “dignidad” haga algo, ya que él sabe muy bien quiénes están detrás de este atentado.

Hailé Acevedo, hija del gobernador de Amambay, es una de las cuatro víctimas fatales del atentado perpetrado el sábado al amanecer, a la salida de un salón de eventos en Pedro Juan Caballero. El blanco era Osmar Álvarez, alias Bebeto, pero los sicarios también acabaron con la vida de los demás ocupantes, entre ellos, Hailé y dos ciudadanas brasileñas.

Lea más: Manú

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar