Por Carol Salinas.

Una alimentación saludable es primordial para brindarle al cuerpo todos los nutrientes que necesita para fortalecerse. En contexto de pandemia, es importante tener en cuenta las recomendaciones de los profesionales del área de nutrición para contrarrestar los efectos que deja el COVID-19 en el organismo. A continuación, una serie de alimentos y otros tips para incluir en la dieta diaria.

Una de las consecuencias negativas que se han notado tras estos meses de confinamiento, es el aumento de peso y las transgresiones dietéticas, explicó a nuestro medio la Lic. en Nutrición, Betharram Scarone, del consultorio Consultorio “Vida En Abundancia”, ubicado en Barrio Herrera, Asunción.

Lea más: Fiebre tecnológica china por los vehículos eléctricos

La crisis sanitaria por el COVID-19 vino acompañada de un período de tiempo de aislamiento y cambio en nuestras rutinas diarias, hábitos de compra, horarios, descanso, entre otros. También fue reducida la actividad física habitual, los desplazamientos y se han anulado nuestras actividades, por ejemplo, ir al trabajo, gimnasio, clases.

Por consiguiente, nuestra rutina de actividad física se vio alterada e incluso muy mermada si no la hemos realizado en casa, favoreciendo al sedentarismo y reduciendo el gasto calórico diario. Sumado a ese panorama, está la duda de ¿Qué dieta debo llevar luego de padecer COVID? La especialista mencionó que la respuesta a esta duda es clara: no hay que hacer “una dieta específica o milagrosa”

Lea más: Lanzan plan de descarbonización en 26 países

“Tenemos que optar por la adopción de hábitos saludables e intentar mantenerlos en el tiempo. Como decimos siempre, la alimentación ha de ser saludable basada en el patrón de la dieta mediterránea, equilibrada y suficiente. Enfocarnos en reunir un aporte adecuado de vitaminas y minerales para una pronta recuperación y fortalecer nuestro sistema inmune”, sostuvo.

A continuación, brindó una serie de recomendaciones dietético-nutricionales básicas y hábitos saludables:

Alimentación

– Optar por el consumo de alimentos de temporada y de producción local.

– La base de la alimentación debe ser verduras, hortalizas, frutas de estación, cereales no industrializados (avena, arroz integral, harina integral, etc.) y proteínas de alto valor biológico (cortes magros de carne, quesos sin alto contenido en grasa como el Paraguay Fresco o la muzzarella, pechuga de pollo, huevo, etcétera).

– Es imprescindible incluir las legumbres en nuestros menús semanales, bien como sopas con mucha variedad de vegetales o en otras preparaciones más frescas como las ensaladas.

– En cuanto a las carnes en general se recomienda optar por cortes menos grasos y quitar la grasa visible en caso que ya se encuentren cocidos.

– Limitar el consumo de alimentos con alta densidad energética azúcares y grasas.

– Optar por el consumo de grasas saludables como el aceite de oliva, aguacate y frutos secos.

– Evitar el consumo de alcohol y bebidas azucaradas.

Otros hábitos

– Organizar las ingestas a lo largo del día, planificar el menú.

– Intentar establecer horarios fijos para las comidas.

– Evitar el picoteo entre horas.

– Organizar los horarios de sueño para tener un descanso reparador.

– Realizar actividad física programada.

– Llevar una vida activa: subir y bajar escaleras, caminar más, realizar actividades al aire libre, etcétea.

– No fumar.

– Mantener un buen estado de hidratación, siendo prioritario hidratarse con agua.

– Optar por cocciones bajas en grasas y evitar las salsas comerciales, así como las espesadas con harinas refinadas.

– Ingerir los complementos multivitamínicos y suplementación indique el profesional sanitario de cabecera.

– Seguir siempre las indicaciones individualizadas que le da su dietista-nutricionista.

“Poco a poco iremos retomando la rutina y deberemos priorizar la organización de las comidas y rutinas optando por una alimentación variada y equilibrada. Esta es una oportunidad para iniciar el cambio de hábitos”, mencionó.

Por último, Scarone recomendó consultar con dietistas-nutricionistas que lo ayuden, motiven y guíen en este proceso. Para las consultas, los interesados pueden comunicarse al: 0983 890-405.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar