La receta entregada a una farmacia de preparados magistrales no fue la de la odontóloga imputada, sino la del cuñado de la fallecida, quien transcribió la misma indicación, pero con su membrete, para supuestamente conseguir un descuento. No obstante, ninguno de los documentos cumplía los requisitos, por lo que la empresa nunca debió elaborar el medicamento, según la defensa de la procesada.

Derlis Céspedes, representante legal de la odontóloga Lilia Graciela Espinoza, imputada por homicidio culposo tras la muerte de María Sol Chávez (22) por supuesta intoxicación con flúor, anunció que pedirá medidas alternativas para su cliente, pues considera que la misma no tiene responsabilidad penal en el caso.

La versión de Céspedes es que la receta entregada a la farmacia de preparados magistrales pertenece al cuñado de la víctima y no a la doctora Espinoza, lo cual representaría el primer punto para deslindarla de responsabilidad.

Mirá también: Odontóloga imputada tras muerte de joven por intoxicación con flúor

Si bien el cuñado transcribió la misma indicación de la imputada, pero con su membrete médico, a fin de obtener un supuesto descuento en la empresa, el preparado de flúor lleva la firma de este hombre y no la de la procesada.

No obstante, esto tampoco inculparía al pariente de la víctima, sino únicamente a los empleados de la firma de preparados, por haber aceptado una receta que carecía de todas las exigencias para su elaboración, según Céspedes.

“La receta adolecía de varios elementos, no se pudo haber llevado a cabo la elaboración de este medicamento”, explicó el abogado en comunicación con GEN. Detalló que el proceso debe regirse por la resolución ministerial 385 de julio 2007, donde se estipulan los requisitos que deben aparecer en el documento.

La fecha y el sello son dos elementos indispensables para la elaboración de un medicamento, sin ellos, ninguna empresa podría aceptar la responsabilidad de preparar nada. En cuanto a la supuesta llamada de los empleados de la farmacia de preparados magistrales a la doctora Espinoza, para confirmar que la dosis fuera la correcta, el abogado aseguró que tal comunicación telefónica nunca existió.

Te puede interesar: Joven fallece por supuesta negligencia médica al ingerir flúor en comprimido

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar