El nombre de Gregorio “Papo” Morales volvió a cobrar notoriedad tras ser involucrado en un caso de asesinato ocurrido ayer en el barrio San Pablo de Asunción. Estafa, tortura, amenaza de muerte y participación en un intento de robo a un banco forman parte de su prontuario.

Gregorio Ramón Morales Macchi (43) fue detenido este martes tras ser sindicado como presunto autor de un hecho de homicidio que tuvo como víctima fatal a un joven identificado como Robert Fabián Marín Caballero (23).

Según una filmación difundida en el transcurso de las últimas horas, Morales descendió de su camioneta e ingresó al vehículo en el que se encontraba Marín, efectuando posteriormente varios disparos contra su humanidad que terminaron acabando con su vida.

Este no es el primer hecho delictivo en el que se ve involucrado “Papo”, como es conocido comúnmente por sus allegados. Según registros de la Policía Nacional, el mismo posee más de 17 denuncias en su contra.

Uno de los primeros casos en los que se lo había involucrado data del año 2004 cuando fue acusado de encabezar una banda dedicada a cometer estafas a través de la adulteración de cheques y creación de cuentas bancarias a nombres de terceros.

Te puede interesar: Helicóptero brasileño sin plan de vuelo desciende en un asentamiento en Ñeembucú

Ya unos años después su nombre fue vinculado al intento de robo a la bóveda del ABN Amro Bank, ocurrido en febrero del 2006 cuando se descubrió un túnel de más de 100 metros de largo que unía una vivienda particular con dicha entidad bancaria.

En diciembre del 2010, “Papo” Morales fue condenado por un tribunal de sentencia en el marco de un caso de estafa con adulteración de cheques, siendo beneficiado con el cumplimiento de su condena en su domicilio.

Otros tantos casos de prepotencia, rebeldía y hasta amenaza a agentes policiales figuran en el historial de este hombre oriundo del departamento de Guairá. Su más reciente escándalo data de enero del año pasado tras aparecer un video en el que se lo ve amenazando y torturando a un peón de su estancia.

En aquella oportunidad, el ahora detenido había argumentado que supuestamente se trataba de la “filmación de una película” y por ello había contado con el acompañamiento del trabajador, a quien se lo observa de rodillas y siendo apuntado con un arma de fuego.

Lea también: Demostración plena de amor: joven da nueva oportunidad de vida a su pareja

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar