Tras la negativa de la madre de la niña desaparecida en Emboscada, los abuelos de la nena fueron convocados por el Laboratorio Forense para que se tomen las muestras correspondientes para el análisis de ADN que permitirá conocer si la sangre hallada en sábanas y otros elementos corresponde a la niña desaparecida en abril pasado.

El abuelo de la niña aseguró que a su hija la lavaron el cerebro, ya que ella era una mujer buena, pero cambió cuando conoció a su actual pareja. “Nos convocaron a nosotros los abuelos, ya que la mamá se negó, ni yo sé qué decir, le lavaron el cerebro a mi hija, ella era una señora muy buena hasta que le conoció a ese señor”, explicó el abuelo de la niña en comunicación con radio 1000 AM.

La Fiscalía citó hoy a los abuelos de la menor para tomarles muestras de ADN y compararlas con los rastros levantados meses atrás en Monte Pakara, donde vivía la pequeña con su madre y su padrastro. Las extrañas circunstancias de su desaparición hasta ahora no fueron dilucidadas, pese a que se realizaron numerosas diligencias.

Lea también: Friedmann chicanea su proceso y mediante campaña mediática desvía la atención

La madre de la niña se negó a que le tomen las muestras de sangre, pues alegó que las mismas pueden ser adulteradas para hacerla quedar como adicta a sustancias estupefacientes. Por su parte, el ciudadano alemán imputado por pornografía infantil, violación del deber del cuidado y abandono, está recluido en el Penal de Emboscada, pero fue trasladado al Juzgado de Caacupé esta mañana para su declaración indagatoria.

La madre de la nena está procesada por violación del deber del cuidado y abandono, pero hasta aquí tampoco quiso declarar. La pequeña que hoy tiene 8 años desapareció el 15 de abril en Emboscada, aunque la denuncia se formuló recién 24 horas después.

Lea también: “Una persona es libre de crear su identidad”, dice ministro que tomó juramento a Kimberly

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar