Norma Benítez Santacruz, exesposa del Carlos “Colorado” Gamarra hizo un vivo en su Instagram y arremetió contra la actual pareja de su exmarido, María José González. Una vez más, la acusó de romper su matrimonio, y una vez más, disparó duramente contra Gamarra. Advirtió que el exfutbolista tiene muchas verdades que le pueden “explotar”.

La mujer estaba realizando su caminata diaria, cuando aprovechó la oportunidad para “aclarar” algunas cosas, según comentó. “Se cagó en las patas y se desdijo, y le tuve que obligar al pollerudo conchudo a que me responda, encima con base de mentiras. Ojere ko la mundo ha ipo’i la tape, jajotopapaiteta (El mundo gira y el camino es angosto, nos encontraremos todos de vuelta)”, arrancó.

Lea también: Alto funcionario de la ONU pide “respeto mutuo” tras la publicación de caricaturas de Mahoma

Más adelante, aseguró que Gamarra la bloqueó en el WhatsApp por ser muy “wasa” (vulgar). “Orgullosa de mi sangre campesina, de haber nacido y sido criada en San José de los Arroyos, porque esta campesina nunca se metió con un casado, nunca quitó marido ajeno, nunca se metió con un señor grande por plata”, sostuvo.

Aseveró que siempre respetó a Carlos y a su apellido Gamarra, ya que crió a sus dos primeros hijos de una primera relación. Aclaró que el divorcio es de común acuerdo y advirtió a su ex que sea sincero. “No te acobardes y no te escondas detrás de mentiras porque hay verdades que te van a explotar en la cara”.

Asimismo, Benítez Santacruz continuó ironizando. “Poco fina, sí señor; guasa capaz que sí, capaz que hiero tu educado oído. Poco fina, pero no puta, guasa pero no me estoy exhibiendo con marido ajeno”.

Instó a enseñar a sus hijos a ser decentes, acotando que las hijas de González estuvieron alejadas de ella por decisión judicial. “No soy quién para tirar la primera piedra”, expreso.

Insistió que no pretendan darle cátedras de conducta. “A mí no me van a hablar de decencia, de finura, cuando sos más p... que la gallina mbatara”. Carlos y Norma llevan dos años separados, pero siguen casados legalmente, mientras continúa el proceso de disolución conyugal, que según dijo, es de mutuo acuerdo. Aseguró que todavía no hay pelea de bienes, sin embargo, dijo que sus hijas padecen de depresión porque desean ver a su padre.

Lea también: Unos 60.000 evacuados de localidad cerca de Los Angeles por nuevo incendio forestal

Dejanos tu comentario

17H

El nivel de ocupación de camas de terapia intensiva llegó al tope. ¿Qué debe hacer Salud Pública?

Click para votar