Dejar de cobrar el salario por un mes es la sanción más alta para los funcionarios de Salud Pública que ejecutaron el proceso de compra de insumos chinos durante la cuarentena total. Para la diputada Rocío Vallejo es una bofetada a los paraguayos que dejaron de comer.

El mensaje es “hacé lo que querés, como nosotros te decimos, que después no pasa nada, un precedente nefasto”, opinó Vallejo en contacto con radio Uno, en relación a la irrisoria sanción aplicada a los funcionarios del Ministerio de Salud implicados en la compra fallida de insumos médicos a las empresas Imedic y Eurotec.

Recalcó que en el sumario administrativo lo que se juzga es el mal proceso y que en esta adquisición estuvo todo mal desde el vamos. No se publicó el llamado, no se les invitó a los participantes y se mintió en el informe de evaluación, dijo la parlamentaria.

Lea más: Lilian Samaniego estaría operando para remover al canciller Rivas

“Esto es una bofetada a todos los paraguayos que esperaron en sus casas, que quebraron día a día, que dejaron de comer esperando esos insumos, pero como en este país un escándalo tapa otro, entonces nuestro chip está lleno”, afirmó.

La conclusión detalla que el instructor no está en condiciones de esbozar una sentencia condenatoria “sencillamente” porque la parte actora no ha aportado ningún elemento probatorio que revierta la presunción de inocencia, pese a que los informes de Contrataciones Públicas y del equipo anticorrupción liderado por Arnaldo Giuzzio mostraron un rosario de irregularidades.

El documento agrega que los sumariados cumplieron instrucciones emanadas de su institución y particularmente los dictámenes y las resoluciones dictadas por sus superiores, entre ellos, el propio ministro.

Le puede interesar: Marly Figueredo busca censurar críticas en su contra

Dejanos tu comentario

11H

El nivel de ocupación de camas de terapia intensiva llegó al tope. ¿Qué debe hacer Salud Pública?

Click para votar