Este lunes comenzó la etapa “modo seguro de vivir”, que deja atrás las fases de la cuarentena, pero que mantiene los protocolos sanitarios. Desde el Hospital Nacional de Itauguá sostienen que el éxito dependerá de la conciencia de la gente y que de lo contrario será un “sálvese quien pueda”.

Un descontrol total en las calles, gente comprando de forma compulsiva, aglomeraciones en la Costanera y en los parques fueron la constante este fin de semana.

“El COVID-19 está ahí, en nuestras narices… que siga la joda… a ver cómo termina esto. Fase del sálvese quien pueda”, escribió la doctora Patricia Sobarzo, jefa del área del bloque modular del Hospital Nacional de Itauguá.

La profesional consideró que con la vigencia de esta etapa lo que el Ministerio de Salud Pública hizo fue simplemente legalizar lo que ya se estaba haciendo y por lo tanto, más que nunca el éxito dependerá de la conciencia de la gente.

Te puede interesar: Maestra de 80 años con hipertensión y diabetes venció al COVID-19

“No sabemos cómo nos va a ir, no creo que tengamos la misma suerte que Uruguay por ejemplo”, opinó la doctora en entrevista con Gen.

Recordó el gran esfuerzo hecho en los siete meses anteriores y expresó su deseo de que el panorama no cambie de golpe con esta nueva disposición.

En el Hospital Nacional de Itauguá están ocupadas 44 de las 68 camas del bloque modular y en las últimas cuatro semanas se mantuvo prácticamente el mismo nivel.

En cuanto a la tasa de mortalidad en la unidad de cuidados intensivos, se registró un notorio descenso y actualmente ronda entre el 34% y 35%, gracias a que se perdió el miedo y se ganó experiencia con el paso del tiempo.

Podés leer: Liberación de fases de la cuarentena: hay un alto riesgo de aumento de casos, advierten

Dejanos tu comentario

15H

El nivel de ocupación de camas de terapia intensiva llegó al tope. ¿Qué debe hacer Salud Pública?

Click para votar