La mascarilla con válvula protege del virus solo a la persona que la lleva puesta, no así a los que la rodean, ya que el orificio que contiene este tipo de máscara permite que las gotas respiratorias puedan llegar a las personas y superficies, diseminando de esta manera el virus.

Esta advertencia la hace el Ministerio de Salud Pública, a través de su Dirección de Vigilancia de la Salud. El propósito de la mascarilla es impedir que las gotas respiratorias lleguen a otros. Esto se logra cuando la mascarilla es colocada correctamente cubriendo la nariz y la boca.

Sin embargo, no se deben usar máscaras con válvulas o respiraderos de exhalación para ayudar a evitar que la persona que usa la máscara propague COVID-19, según señalan los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Lea más: Salud reconoce acumulación y retrasos en muestras de COVID-19

Desde dicha cartera estatal advierten que este tipo de mascarilla con válvulas o ventilaciones unidireccionales permite que el aire se exhale a través de un orificio en el material, lo que puede resultar en la expulsión de gotitas respiratorias que pueden llegar a otras personas y de esta manera transmitir el virus del SARS-CoV-2, razón por la cual desaconsejan su uso para la población.

La fabricación de esta máscara fue pensada para uso profesional: trabajos de obras y manejo de productos químicos.

Es importante entender que la mascarilla con válvula si protege a la persona que lo usa, no así a los que la rodean, debido a que filtra el aire solo hacia afuera y no hacia adentro. Por ello se recomienda la utilización de mascarillas simples para la población, que pueden estar confeccionadas de tela, y de esta manera frenar la propagación del COVID-19.

Lea también: Guillermo Sequera, el alarmista que tenía razón

Dejanos tu comentario

9H

Los casos de Dengue en el país van en aumento. ¿Usted qué hace para evitar la propagación?

Click para votar