Armando David Kemal Alvarenga (40), el vendedor ambulante que fue enviado a la cárcel por intentar hurtar pomelos, habló con la prensa y sostuvo que su pecado fue entrar para llevar las frutas que había en la vivienda. El mismo pide volver a recuperar su libertad.

Hoy cobró notoriedad el caso de un vendedor ambulante que había sido enviado a la cárcel por intentar llevarse pomelos de una vivienda ubicada en el barrio Trinidad de Asunción.

El Tribunal de Apelación ratificó este miércoles la prisión de Armando David Kemal Alvarenga, quien previamente había sido imputado por tentativa de hurto y violación de la cuarentena sanitaria. En este caso, fue el juez penal Yoan Paul López quien decretó su prisión preventiva.

En entrevista con el canal C9N, el hombre dio su versión de los hechos y manifestó que ya se encuentra desde hace dos meses en el calabozo a raíz de este episodio. Según mencionó, él acostumbraba salir por las calles a rebuscarse de frutas y en un momento dado vio que en este domicilio había muchos pomelos, por lo que decidió ingresar para llevarse algunos consigo. “Ese fue mi pecado”, admite.

Tras ser descubierto por el dueño de casa, dice haberse asustado debido a que este salió con un revólver calibre 38 y empezó a efectuar algunos disparos intimidatorios, siendo posteriormente detenido por la Policía Nacional.

“Estoy esperando mi liberación, mi abogada me dijo que me van a dar nuevamente mi libertad, pero hasta ahora no me están dando”, manifestó Kemal durante la entrevista.

Asimismo, admitió que su única intención era llevarse los pomelos y no otros objetos de valor que había en la propiedad donde había ingresado. “Tengo mi familia y me necesita”, sentenció.

Te puede interesar: Juez dice que prisión fue por intento de hurto de objetos de valor, no por pomelos

Lea también: “Dios es paraguayo, estamos protegidos por él”, dice médica ante falta de insumos y equipos

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar