En la ciudad de Raúl Arsenio Oviedo, del departamento de Caaguazú, toda una familia es discriminada porque uno de sus integrantes tuvo coronavirus.

Se trata de Esteban Palacios, de 38 años, quien es rechazado en el asentamiento “Che Menda” de Raúl Arsenio Oviedo, donde sus vecinos están reticentes de aceptarlo porque llegó a portar el COVID-19.

El hombre volvió de Brasil tras perder su trabajo, estuvo en un refugio y dio positivo al coronavirus. Recibió asistencia médica en el hospital de Coronel Oviedo y tras lograr recuperarse completamente de la enfermedad volvió a su vivienda.

Leé también: Paraguay “no sabe qué hacer con los cadáveres”, según médico argentino

Al llegar a su barrio, contento de haber superado la enfermedad, empezó a sufrir el rechazo de parte de sus vecinos, quienes justifican su actitud manifestando que tienen temor de contagiarse con el virus.

“Llegué a casa y antes ya sentí la discriminación. Hasta de mis familiares temen cuando van a hacer las compras. Piensan que yo voy a contagiar. Yo tengo la prueba de que estoy libre del virus”, indicó Palacios al SNT.

Agregó, además, que se siente mal porque ni sus amigos se acercan más a él, aunque sí resaltó que algunas personas le llevaron apoyo monetario.

Mirá también: Desde mañana circularán vehículos sin restricción de patente

Por su parte, su esposa lamentó la discriminación y solicitó comprensión a los vecinos.

Según el informe de Salud Pública, hasta la fecha Paraguay registra 865 casos de COVID-19, con 344 personas recuperadas, 7 internadas y 11 fallecidas.

Fuente: HOY

Dejanos tu comentario

7H

¿Cómo califica la implementación de las máquinas de votación durante las internas?

Click para votar