Bob Dylan, a punto de cumplir 80, sorprendió al mundo con la noticia de la venta de sus derechos de toda la enorme obra producida a la gran compañía Universal por una suma multimillonaria (algunos dicen que es de más de 300 millones de dólares) para evitar que su legado sea motivo de pelea para sus herederos. Se conmemora el centenario de nacimiento de Clarice Lispector y Paraguay despide a una gran señora del teatro, Myriam Sienra Zabala.

BOB DYLAN VENDE SU LEGADO

Bob Dylan vendió todo su catálogo musical a la com­pañía Universal. El grupo gestor de publicaciones de la compañía discográfica adquirió los derechos de autor sobre más de 600 canciones del músico estadounidense, que abarcan 60 años de carrera. El catálogo, que en el pasado era gestionado por Sony/ATV Music Publishing, incluye canciones que van de “Blowin’ in the Wind” (1962) a “Murder Most Foul”, editada este año. Aunque los términos de la venta no fueron revelados, una fuente cercana asegura que se trata de un monto cercano a los 300 millones de dólares.

A los 79 años, Dylan disfruta de un status de pionero en el mundo de la música. Desde el lanzamiento de su primer disco en 1961, vendió más de 125 millones de unidades en todo el mundo, y sus canciones han sido grabadas más de 6 mil veces. En el 2016 fue el primer compositor en ser galardonado con el Premio Nobel de Literatura por “crear nuevas expresiones poéticas den­tro de la gran tradición americana de la canción”. Su más reciente disco, Rough and Rowdy Ways (número 39 de su carrera), fue lanzado en junio de este año. Según se filtró desde sectores cercanos a Dylan, el motivo prin­cipal de la venta es que el artista quiere evitar que sus herederos peleen y se disputen por los derechos de sus canciones y creaciones. Tal vez, si reparte dinero “con­tante y sonante” sea más fácil evitar que su obra se diluya en el futuro, debido a rencillas familiares que nunca faltan en la vida de un artista importante como él.

En un memo interno enviado al equipo de Universal Music Group, el CEO de la compañía Lucian Grainge comentó la compra: “Los grandes compositores reconocen la auten­ticidad, y gravitan hacia las compañías que honran su creatividad y, a su turno, generan un verdadero valor para su trabajo. Y eso es exactamente lo que sucedió aquí, por nues­tra increíble compañía… una de esas oportunidades que solo aparecen una vez en la vida se ha convertido en realidad”. En un comunicado público, en tanto, Grainge agregó que “no es ningún secreto que el arte de la composición es una llave fundamental a la buena música, y no es ningún secreto que Bob Dylan es uno de los más grandes practi­cantes de ese arte”.

La directora ejecutiva de Universal Music Publishing Group, Jody Gerson, señaló que “representar el cuerpo de trabajo de uno de los más grandes compositores de todos los tiempos, cuya importancia musical no puede ser subestimada, es a la vez un privilegio y una responsabilidad”. Ni Dylan ni nadie en su representación hizo comentarios sobre la venta.

LOS 100 AÑOS DE CLARICE

Viendo sus fotografías cualquiera diría que era una modelo de Alta Costura. La belleza rara y los ojos penetrantes, casi “de gata”, hacían de Clarice Lispector alguien muy atrac­tiva, una figura que no dejaba indiferente a nadie que la conociera. Quienes la conocieron decían cosas como estas: “Parecía una loba, una loba fascinante… Pensé que si la volvía a ver, me enamoraría de ella sin remedio”, dijo el brasileño Ferreira Gullar. Un poeta estadounidense ame­nazó con suicidarse si ella no le correspondía. Y nadie la olvidaba. Tanto que a cien años de su nacimiento, resurge su figura como una escritora que ya es de culto, con una vida digna de personaje de literatura.

Nació un 10 de diciembre de 1920 en un pueblo que pertenecía entonces al Imperio Ruso, en el territorio que ahora es Ucrania. El nombre de ese pueblo se llamaba Chechelnik. Su nombre al nacer fue Leia, el que le pusieron sus padres: Pinjas y Mania. Más adelante, se llamó Tania y después, antes de dejar una zona del mundo sumida en guerras y violencia, la llamaron Tânia. Pero eso no quedó ahí, ya que más adelante, cuando llegaron a Rumania huyendo de aquella situación derivada del antisemistismo y la violencia desatada luego de la Revolución Rusa, todos se cambiaron de nombre y a ella la llamaron Chaya. La huida de la fami­lia terminó en la lejana Brasil, específica­mente en Recife, Pernambuco. Allí “nació” Clarice Lispector, un nombre que no cambiará cuando a los 14 años, apenas una adolescente, fue a parar a Río de Janeiro.

La vida de Clarice fue un drama permanente en la que ella encontró la manera de descargar sus males de la forma más crea­tiva. Ella y sus otras dos hermanas escribían y aunque su madre murió cuando ella tenía 9 años, por haberse contagiado de sífilis pues fue violada por soldados rusos, Clarice encontró, ya en sus últimos años de vida, la razón de su apego a la litera­tura en un diario escrito por su madre, lleno de textos maravillosos y de relatos. Su padre, Pinjas, era matemático y docente de la ciencia exacta. Clarice estudió abogacía en Río y leía vorazmente, además comenzó a colaborar con revistas de moda, diarios y otras publicaciones. Publicó su primera novela, a los 21, y comenzó así una gran carrera literaria. Se casó con un diplomático y viajó por el mundo. Tuvo dos hijos, y a los 39 años se separa y vuelve al Brasil donde se queda para escribir y publicar cuentos, notas en revistas y diarios. En 1963, se publica “La pasión según G.H”, la que la crítica define como “su obra maestra”. A partir de allí, se convirtió en un mito viviente. Ella decía simplemente “Cuando no escribo estoy muerta”. Llevó la forma de escribir a los extremos, sin ceñirse a ninguna rigidez de estilo y no se preocupó por lo que dirán.

ADIÓS A MYRIAM SIENRA

En la madrugada del jue­ves falleció Myriam Sienra Zavala, gran actriz del tea­tro, el cine y la televisión paraguaya, a sus 81 años de edad. Reconocida por su larga trayectoria, la cual incluye más de 60 interpretaciones teatrales y varios largome­trajes, su partida motivó las expresiones de tristeza de la comunidad cultural nacio­nal que la despidió con dolor en este tiempo de pandemia que impide hacerlo con los acostumbrados rituales y presencia masiva de amigos y allegados. Myriam se mos­tró siempre como una per­sona vital y con una intensa vocación de trabajo dentro del teatro, el cine y también como colaboradora y parti­cipante de eventos cultura­les y sociales.

Referentes de la sociedad la despidieron a través de las redes. El comunicador Carlos Martini expresó en Twitter: “Falle­ció hoy Myriam Sienra. Actriz de cine y teatro. Nació en Concepción en 1939. La recordaré siempre por La muerte de un viajante, La casa de Bernarda Alba o la película El toque de oboe. Distinguida como maestra del arte. Noticia terrible en un año horrible”. Silencio en el escenario por la muerte de Myriam Sienra, así se refirió a la artista el Centro Cultural de la República.

“El Cabildo acompaña en su inmenso pesar a la familia, amistades y la comunidad artística toda, por el fallecimiento de Myriam Sienra, actriz de extraordinaria trayectoria y obra, que nos dejó este jueves 10, a los 81 años. Ella es reconocida en el teatro paraguayo por su su extensa trayectoria que incluye su participación en más de sesenta obras teatrales y varios largometrajes. Nacida en Concepción el 27 de marzo de 1939, egresó de la Academia de Arte Dramático Silvio D’Amico, en Roma, Italia. Su carrera incluye filmes como Miss Ameriguá, El toque del Obóe, Miramenometokei y 7 cajas. Sus obras teatrales más reconocidas se encuentran entre Velada de Areguá, La casa de Bernarda Alba, Las viu­das, Casi, casi una familia normal y El hijo de la novia. Fue directora del Teatro Municipal de Asunción Ignacio A. Pane y directora general del Instituto de Bellas Artes, en ese momento dependiente del Ministerio de Educación y Cultura. Nuestra tristeza por su partida, nuestro eterno agradecimiento por su gran obra artística”, Además, colegas como José Luis Ardissone, Clotilde Cabral y otros referentes del mundo del teatro, la despidieron con sentidas palabras.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar