• Por Juan Vicente Duarte
  • Periodista – Nación Media

Olimpia consiguió hasta si se quiere un resultado esperan­zador en el partido de ida ante Flamengo. El 1-0 deja margen para tentar su clasificación en casa, la semana que viene.

Como era lógico, el cuadro franjeado salió decidido a esperar al “Mengao”, y por momentos ni siquiera pudo cruzar la mediacancha. El cuadro dirigido por Jorge Sampaoli intentó triangular con algunos de sus jugadores claves, pero la marca franjeada se impuso en el mediocampo y cuando no lo hizo, la cober­tura defensiva le resultó sufi­ciente. Juan Espínola tam­bién respondió las pocas veces que fue exigido, sobre todo en un remate de Gerson.

Minutos después se vino la jugada que pudo haberle dado a Olimpia la ventaja en el par­tido. Córner de Hugo Fernán­dez que Richard Ortiz bajó muy bien de cabeza. La pelota la tomó como venía Walter González, pero su remate reventó el travesaño para dejar helado el Maracaná.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

El partido cambió al comienzo del segundo tiempo con el gol de Bruno Henrique de cabeza, pero inmediatamente después se vino la polémica con un remate de Richard Ortiz, que David Luiz interceptó con el codo que los jugadores de Olim­pia reclamaron penal, pero que ni el árbitro Darío Herrera, ni el VAR lo entendieron así.

El predominio del Flamengo no cesó, haciendo que el retro­ceso franjeado fuera aún más notorio. Jugadores como De Arrascaeta, Everton Ribeiro y hasta Gabigol en la construc­ción siempre encontraron apoyo en sus laterales. Aun así y salvo ocasiones aisladas, el Flamengo ya no metió dema­siado peligro hasta el arco de Espínola.

El partido se cerró con Fla­mengo atacando, pero con el resultado inalterable. Solo Olimpia y su estirpe podrán determinar su suerte en la revancha.

Dejanos tu comentario