• POR MARTÍN VILLAGRA
  • martin.villagra@gruponacion

Es cierto que hay mucho por corregir y ajustar en Olimpia, como la pasividad, la falta de ideas y precisión para generación de fútbol, que fue evidente en el primer tiempo, que concluyó con victoria parcial de un mejor River.

El Kelito rompió el cero cerca del final del primer tiempo. Víctor Dávalos remató al arco un tiro libre tras falta previa de Saúl Salcedo. El remate fue potente, picó antes de lle­gar, propiciando el rebote del arquero Alfredo Aguilar. Ahí apareció justo Mario Otazú, para con el muslo y de atro­pellada anotar el tanto de apertura.

Para el segundo tiempo quedó lo mejor, con otro Olimpia, decidido a cambiar su suerte. Con el ingreso de Walter Gon­zález, como referente de área tras sustituir a un poco pro­ductivo William Mendieta.

Alejandro Silva y Walter González, en el festejo del tanto del empate por intermedio del primero.FOTO:EDUARDO VELÁZQUEZ

Alejandro Silva, de tiro libre, pronto puso el empate. El arquero Daniel Azcona fue a buscar al otro lado y resbaló. Con mucha confianza tras la igualada, tomando la inicia­tiva, Olimpia estaba cerca de darlo vuelta. River se compli­caba, cortando el juego con faltas, mientras preparaba el ingreso del siempre inquie­tante Dionicio Pérez, para darle mayor peso a la ofen­siva del Kelito.

Raro, curioso y hasta incó­modo resultó el cambio del defensor franjeado Saúl Sal­cedo, quien venía de una lesión y se prefirió no arries­garlo al sentir algunas moles­tias, pero el citado salió que­jándose por su salida.

El empate le había dado otro ánimo al Olimpia, que llegó al desequilibrio mediante el cabezazo de Jorge Recalde, otro que entró para apoyar y forzar la ofensiva. El centro fue exacto de Alejandro Silva, quien desbordó por la derecha y cruzó la pelota para la defi­nición del compañero.

River presionó y enredó en un intento por reaccionar a la desesperada. Ya estaba en el campo Pablo Zeballos. Un remate de Luis Cabral, que salió por poco desviado, y otra ejecución rasante de Fredy Vera fueron las más peligro­sas aproximaciones.

En el golpe a golpe, Walter González puso a trabajar un par de veces al arquero Azcona. El Olimpia cuidó su última línea, dio pelea, quemó algunos segundos y el partido se fue friccio­nado con una fuerte entrada de Luis Cabral sobre Wal­ter González, que concluyó con los dos amonestados, el de Olimpia por reclamar de mala manera.

“Contento, es una victoria anímica”

ÁLVARO GUTIÉRREZ - DT DE OLIMPIA

En cuanto a cómo influye el triunfo en lo anímico, el DT de Olimpia, Álvaro Gutié­rrez, señaló: “La verdad, que mucho. Me voy muy con­tento, no tanto por el juego, pero es una victoria aní­mica. A nosotros nos viene bárbaro. Cuando hay una crisis en un equipo grande, este tipo de victorias, y más dando vuelta el resultado, me deja muy feliz. A par­tir de eso, y trabajando con solidaridad, humildad, capa­cidad tienen de sobra”.

Al explicar el cambio del defensor Saúl Salcedo, quien protestó al salir de la cancha, apuntó: “Saúl viene arras­trando una lesión, que al dos por tres se le carga mucho al aductor, que corre peligro de romperse. Si se rompe el aductor, estamos hablando de muchos meses de recu­peración y nosotros no nos podemos dar el lujo de eso”.

Por último, fue sincero en su apreciación de que el plantel aún no plasma en la cancha las indicaciones del técnico.

Dejanos tu comentario

23H

¿En qué condiciones cree que se encuentra la economía del país actualmente?

Click para votar