Luego de la derrota (1-0) frente al 12 de Octubre, rival directo en el acumulativo y el promedio, la nueva directiva del Sportivo Luqueño cesó al entrenador Luis Fernando Escobar del equipo superior. Gilberto Fleitas fue nombrado en su reemplazo.

Así, el nuevo presidente Daniel Rodríguez comenzó a instalar a sus allegados. Gil­berto Fleitas, junto a otros ex jugadores del club, asu­men el control del equipo. Lo acompañan Cipriano “Toño” Romero, hermano del vicepresidente Julio César Romero y Baudelio Sanabria, como asistentes. El prepara­dor físico es César Cáceres y el preparador de arqueros Arturo Galarza, quien vuelve a la división profesional des­pués de varios años.

Los jugadores, varios identifi­cados por este medio que pre­firieron el anonimato, seña­laron que “así como deciden cambiar al cuerpo técnico, también necesitamos que se pongan las pilas y puedan ponerse al día con los sala­rios y premios atrasados, que hace tiempo están atrasados”, admitió uno de ellos. La mala campaña que realiza en el Torneo Apertura, complica la permanencia del club en la división profesional, justo en el año de su centenario.

Es cierto, quedan varios partidos, pero se debe dar un giro brusco para sumar la mayor cantidad de pun­tos. El nuevo cuerpo técnico debutará frente a Guaraní de local en la próxima fecha, es más todavía está en carácter de interino.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar