Olimpia está tran­quilo en lo depor­tivo, con buen plan­tel y luego de cerrar la última incorporación del defensor central Saúl Salcedo, prove­niente del argentino Hura­cán, club con el que se llegó a buen término.

El presidente decano, Miguel Brunotte, estuvo como invi­tado del programa “Versus”, transmitido en TV (GEN) y radio (Universo 970 AM).

Entre varios temas, el alto directivo dijo que en mate­ria económica, el 2021 habrá que afrontarlo con mucho “ingenio” tras un año ante­rior atípico, con muchos problemas a nivel mundial, que hasta al poderoso Bar­celona de España se ha visto afectado.

Paradójicamente, men­cionó que el 2020 ha sido el año de las mayores inver­siones con el armado de un centro de entrenamientos, valuado en cerca de 4 millo­nes de dólares. Antes se gas­taba más de 100 mil dólares en la realización de la pre­temporada y ahora se aho­rró con un gasto mínimo de unos 15 mil dólares.

Las venidas de Emmanuel Adebayor y Derlis Gonzá­lez hicieron el año pasado que la cantidad de socios se eleve a 30 mil en condición de activos. “Los socios ahora son claves, vitales. Creemos que hicimos nuestra parte. Armamos un buen equipo, estamos para pelear no solo localmente, sino internacio­nalmente, pero realmente necesitamos llegar de vuelta a 20, 25 mil socios para que tengamos un año más o menos tranquilo”, puntua­lizó Brunotte.

BAJÓ EL PRESUPUESTO

Brunotte destacó que al asu­mir la presidencia se enfocó en bajar el presupuesto mensual del club de 1.300.000 dólares a 800 mil o 750 mil.

Además, ahora se cambió el enfoque a la hora de reali­zar contrataciones de juga­dores jóvenes y promoción de valores de la casa, que sean vendibles, compren­didos entre 21 y 22 años.

“Lo que no quisimos hacer más es incorporar jugado­res de alto costo, que des­pués no se puedan ven­der”, explicó, aunque citó como excepción la venida de Marcelo Estigarribia, entre otros.

EL VALOR DEL TÍTULO 45

Saúl Salcedo, último refuerzo.FOTO:CLUB OLIMPIA

Miguel Brunotte comentó también lo duro que fue la etapa de transición cuando asumió el cargo de presidente hace cuatro meses. “Esas primeras semanas y meses no fueron simples. El hincha a mí me mataba porque no salí a hablar mucho o porque contraté un técnico que no le gusta”, señaló. El titu­lar franjeado recordó que esa etapa de transición se facilita con la obtención del título 45 en el torneo Clausura. “El campeonato hace como que internamente, pero también externamente, digan vamos a darle otra oportunidad. Algo tiene, algún objetivo claro”, agregó.

Destacó que seguirá trabajando durante los siguientes cuatro años. “Nosotros sabíamos a lo que nos jugábamos. Para mí hubiese sido más fácil no salir de la zona de confort y seguir con el mismo técnico hasta que termine el campeonato. Algo me decía que había terminado el ciclo y sabía que se venía un campeonato sumamente corto, especial, que terminaba en un mata mata. Y teníamos que hacer ese cambio. Apuntábamos a un técnico con experiencia, de vestuario y buena gente”, refirió sobre la des­titución de Daniel Garnero y el nombramiento de Néstor Gorosito.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar