Para prevenir el deterioro de la memoria y estimular la función cognitiva, una de las recomendaciones es realizar actividad física, especialmente establecer una rutina de sentadillas, uno de los ejercicios más comunes y eficaces para alcanzar el bienestar general del organismo.

Según la revista científica “Journal of Applied Physiology”, la coordinación corporal que implica la realización de las sentadillas también favorece la función cognitiva y, por ende, fortalece la memoria, además de los músculos del cuerpo. Cuando se realiza de manera correcta, este ejercicio trabaja principalmente los cuádriceps, isquiotibiales y glúteos, grupos musculares que aportan equilibrio y movilidad al cuerpo.

Se trata de uno de los ejercicios de tonificación que más calorías quema. Al involucrar todo el tren inferior, se puede llegar a quemar 100 calorías en solo 10 minutos de entrenamiento, lo mismo que se gastaría corriendo la misma cantidad de tiempo, pero sin tanto desgaste físico. Es además un ejercicio muy bueno para la espalda debido a que ayuda a mejorar la postura.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Lea también: ¿Las nenas se parecen más al papá? Esto dice la ciencia

Es muy importante realizar este ejercicio de forma correcta para evitar lesiones: los pies tienen que estar separados según el ancho de las caderas, el pecho tiene que estar recto y el cuello en posición neutra, con la espalda recta al subir y bajar. Aunque, siempre lo mejor es que un entrenador te guíe al momento de realizarlas y determine cuál es la cantidad adecuada de repeticiones que debes hacer en cada entrenamiento.

Antes de comenzar cualquier rutina de ejercicios intensa, es importante realizar igualmente la consulta con un profesional de la salud para asegurarse de que sea apropiada a las necesidades particulares y el estado del organismo.

Te puede interesar: Este es el fruto que contiene más calcio que el yogur

Dejanos tu comentario