Resulta frecuente que los perros demuestren hambre u otras necesidades fisiológicas, además de deseos de jugar o salir a algún sitio. No obstante, siempre resultó una incógnita cómo perciben el amor de sus dueños. Un nuevo estudio logró demostrar qué sienten los canes al momento de recibir muestras y palabras de afecto de sus familiares.

En un estudio de la compañía inglesa “Canine Cottages”, en donde se monitoreó la frecuencia cardiaca de canes distintos, se descubrió que cuando los humanos expresan amor a los perros por medio de palabras, el valor del latido de los peluditos aumentaba un 46%. Cuando los dueños los abrazaban, el ritmo se reducía un 23%.

En el informe, que fue replicado por la prensa internacional, también se reveló cómo reaccionan los humanos cuando están en contacto con sus perros. En este caso, el ritmo cardíaco aumenta un 10,4% en el momento de acariciarlos.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Lea también: Este es el licuado invencible de vegetales para eliminar la fatiga de la mañana

Además de la frecuencia cardiaca, los peluditos tienen otras formas diferentes de demostrar su cariño incondicional como lamer, “enroscarse” en los pies de sus dueños, saludar moviendo la cola, acostarse panza arriba, saltar e, incluso, evidenciar su instinto de protección.

El refrán popular señala que “el perro es el mejor amigo del hombre”. Precisamente, la frase hace referencia a que existe una conexión única entre los perros y sus dueños, que está basada en aspectos como compañía, amor, cariño y alegría. De esta forma, no resulta ninguna sorpresa cómo los canes reciben con emoción las palabras de afecto de sus dueños, especialmente si están acompañadas de las caricias.

Te puede interesar: Esta es la vitamina esencial para el cerebro pero muy olvidada, según estudio

Dejanos tu comentario