Aunque los gatos no siempre son reconocidos como los más amigables o incluso los más sociables, estos felinos demostraron que no son tan egoístas como parecen. Un nuevo estudio demostró que estas mascotas no solo conocen los nombres de sus dueños, sino también los de sus amigos felinos.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Kyoto en Japón buscó averiguar si los gatos conocen los nombres de otros gatos y también los de sus dueños. En el primer experimento, se reclutaron un total de 48 gatos y se les mostró a los felinos una foto de un gato con el que convivían.

Al mismo tiempo, un extraño diría el verdadero nombre del gato u otro nombre que no tenga ninguna relación. Se rastreó la respuesta del gato para ver si estaba confundido por el nombre incorrecto y, si lo estaba, miraba la imagen por más tiempo, desconcertado por la falta de coincidencia. Según los científicos, esta es una clara señal de que el gato conoce el nombre real del animal fotografiado.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Lea también: Artista paraguayo se destacó en Alemania y ganó concurso internacional de acuarela

La fuerza de la conexión fue más fuerte para los compañeros felinos que para los humanos, pero los investigadores confían en que los gatos tienen cierta capacidad para aprender los nombres de sus dueños. Pero aunque los expertos confían en que demostraron que los gatos tienen una habilidad especial para los nombres, aún no saben cómo los aprenden.

Varios factores influyen en la probabilidad de que un gato recuerde el nombre de sus humanos, incluido el tamaño de la familia en la que viven y cuánto tiempo llevan con la familia. Cuanto más grande sea la familia y cuanto más tiempo hayan estado con el grupo, es más probable que recuerden un nombre.

Te puede interesar: ¿Los padres realmente tienen un hijo favorito?


Dejanos tu comentario