Las almendras son una excelente fuente de muchos nutrientes, con una gran riqueza proteica y grasas saludables, imprescindibles para una dieta sana y equilibrada que ayude a mantener el buen funcionamiento del organismo.

Si bien a menudo se colocan en la categoría de grasas saludables, las almendras son una fuente sorprendente de proteínas y fibra. Es uno de los alimentos que contiene mayor aporte de vitamina E, un importante antioxidante que con 50 gramos puede cubrir las necesidades diarias de esta vitamina.

La fibra de la almendra resulta otro de sus valiosos contenidos que ayuda a estimular los movimientos intestinales y generan sensación de saciedad. Sus proteínas, 19 gramos por cada 100 gramos de almendras, se acercan a las que contiene la carne, por lo que este fruto seco junto con otras de similares virtudes forma parte esencial en la dieta vegetariana.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Desde la leche de almendras hasta la harina de este fruto seco existen numerosas formas de aprovechar los posibles beneficios para la salud de este versátil alimento, incluso puedes consumir un puñado de almendras crudas como snacks saludables, ya sea para la media mañana o merienda.

Te puede interesar: Almendra: el fruto de la juventud

La leche de almendras es una alternativa láctea versátil y nutritiva. Foto: gentileza.

Bondades en la salud

Según todas las investigaciones, consumir almendras de forma regular puede contribuir a mejorar la salud de las arterias, disminuir la inflamación relacionada con enfermedades cardíacas, y reducir el riesgo de coágulos sanguíneos que pueden causar ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares.

También ayuda a prevenir la presión arterial alta, evitar el riesgo de muerte prematura debido a una enfermedad cardíaca, reduce los niveles del colesterol no saludable, en particular el colesterol de las lipoproteínas de baja densidad y los triglicéridos, que pueden bloquear las arterias.

Lee también: Beneficios de consumir frutos secos

Dejanos tu comentario