Marcos Joel Ayala Estigarribia tiene 32 años, es oriundo de Luque, abogado y administrador de empresas por la Universidad Americana de Asunción. Realizó un posgrado en Psicología Positiva y Gestión Emocional en la Universidad La Salle de Madrid, España (2020).

Actualmente se encuentra desarrollando una maestría en Recursos Humanos en la Meliusform Escuela de Negocios en Milano, Italia y es nuestro paraguayo sobresaliente de la semana porque en plena pandemia siguió luchando por conquistar sus sueños, y recientemente fue aceptado por la Universidad de Harvard, donde desarrollará una especialización en Negocio Global.

Nota relacionada: Paraguayo sobresaliente: de Concepción a EEUU para licenciatura en Biología Celular y Molecular

Al ser consultado sobre su línea de investigación explicó que se trata básicamente del ser humano en sí, la inteligencia emocional, la mente cuántica, el porqué de las cosas y la gestión en general, abordada desde una óptica legal, comercial, psicológica e inclusive astral. “En resumen el Mindfulness o la conciencia plena. Existe solamente el conocimiento (la ignorancia no es otra cosa que la falta de conocimiento) y a mí no me gusta ser ignorante, me gusta aprender”, explicó en comunicación con La Nación el sobresaliente compatriota.

Ayala Estigarribia emprendió un camino de formación internacional con el firme objetivo de siempre, saber más, adquirir conocimientos, terminologías, así como tener la capacidad de saber explicar lo que es y lo que no es. Llamar a cada cosa por su nombre, hablar con propiedad, conocimiento de causa, sostuvo con soltura. Salió del país en el 2014, se instaló en Nueva York, EEUU, tras perder dos llamados a concurso para el escalafón diplomático del Ministerio de Relaciones Exteriores, según él por falta de padrinos políticos que lo favorezcan.

Nota relacionada: Paraguaya sobresaliente: evaluó tesis de postgrado de una universidad mexicana

“Nunca ingresaba porque no tenía caballito de batalla. Y hoy, soy todo lo que soy porque de tantas veces en la vida me dijeron que no, y el no para mí no existe. Siempre quise servir a mi país, le llevo a Paraguay en mi piel y juro que estoy más que orgulloso de ser paraguayo, y ahora pongo a todos en el mapa, nadie más me va a decir “oh! Uruguay””, relató el compatriota orgulloso de sus raíces y de su nacionalidad.

Actualmente, trabaja como representante Cultural y Deportivo de la Comuna de Desenzano del Garda de Italia, camarero y coach holístico/personal trainer. Afirma que siempre está trabajando en nuevos proyectos en sí mismo.

El compatriota asegura que no existen los límites y que todo lo que se proponga lo podrá conseguir con base en el esfuerzo, la dedicación y los conocimientos adquiridos durante su trayecto por las universidades más prestigiosas del mundo, como Harvard.

Ayala Estigarribia emprendió un camino de formación internacional con el firme objetivo de poner a Paraguay en el mapa. Foto: Gentileza.

Experiencia de formación fuera del país

“Yo animo a todos, en especial a los jóvenes que terminan el colegio o no quieren hacer la facultad, de hacer un año al menos afuera, porque te cambia la perspectiva de vida o volvés corriendo a Paraguay. Me encanta la música de Danna Meza “Morir o vencer”, me siento muy identificado con la letra ‘mi estilo de vida es así, soy de la tierra guaraní, el código siempre presente en mi mente, no importa de qué lado estés, en mi patria es morir o vencer’ y de morirnos todos nos vamos a morir, y no solo una vez, así que a vencer”, señaló Ayala Estigarribia al ser consultado si anima a otros jóvenes a estudiar afuera.

Asegura que la generación actual equilibró el retraso histórico de más de 150 años que tenía el Paraguay. Como paraguayo, orgulloso de sus raíces, su cultura y su gente, afirma que no tenemos nada que envidiar al primer mundo, salvo sus caminos y carreteras, que obviamente están muy por delante de Paraguay.

Nota relacionada: Paraguaya sobresaliente: estudió en EEUU y hoy trabaja en proyectos del Banco Mundial

“Todo lo que hice en mi vida, lo hice solo y a pulmón. Perdí el apoyo de mi familia en cierto momento, mi papá me dio la base porque él decía que la mejor herencia que podía darme era la educación (y le honro y agradezco por eso a don Hugo Ayala). Pero en Paraguay hay oportunidades como las becas de Itaipú, las que ofrecen las embajadas, BECAL, Fullbright, etc. El que quiere aprender encuentra la forma, el que busca encuentra y el que se mueve avanza”, agregó.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar