Además de la famosa crisis de la edad, con la llegada de los 30 también vienen las consecuencias del estilo de vida que llevamos y que se refleja en el cuerpo, la piel, el cabello, etcétera. Cabe mencionar que el proceso de oxidación de la piel empieza a los 25 años de edad y a los 30 ya se pueden notar los primeros rasgos del envejecimiento.

Desde luego que desde pequeños deberíamos llevar una alimentación saludable, pero, por lo general, cuando somos jóvenes el alimentarnos todo el tiempo de fast-foods, o comida chatarra, no nos afecta tanto como cuando se traspasa línea de las tres décadas vividas.

Es noticia: #GENAlbirrojo: Señal de partidos podrá verse en web de LN

Así que es hora de empezar a alimentarse mejor y lo más saludable posible, además de preparar un menú con platos variados, pero que sean nutritivos y bajos en calorías, ideales para comer rico y mantener el peso corporal.

Por ello, los especialistas recomiendan alimentos con más hierro, es decir platos que contengan espinacas, carne roja y legumbres. Al igual que las proteínas vegetales que se encuentran en la quinoa, los frutos secos o la soja. Así también es importante el consumo de la vitamina C, que es la que aporta colágeno a la piel, para que se mantenga joven, mientras que las frutas con esta vitamina ayudan a tener el intestino limpio.

También se debe consumir en una importante cantidad pescados ricos en omega 3. Foto: Mauro Piris.

Leé también: Una historia de vida con una fe que mueve montañas

También se debe consumir en una importante cantidad pescados ricos en omega 3 como son el salmón, la caballa, el atún y las sardinas. Sin olvidar a los cereales integrales que son ricos en nutrientes y en fibra, por lo tanto contribuyen a evitar los problemas digestivos y el estreñimiento.

El calcio es un suplemento que las mujeres necesitan 1.000 miligranos diarios entre los 19 y 50 años de edad, y a partir de los 50, la cantidad aumenta a 1.200 miligramos, por lo que se aconseja contar siempre con un stock de yogures, quesos, y espinacas y acelgas.

Y en cuanto a la alimentación por último y no menos importante el agua, el cual debería ser como un compañero de todos los días, una extensión de nuestro cuerpo, ya que la hidratación es fundamental a cualquier edad, gracias a que depura el cuerpo, ayuda a la digestión y mantiene el metabolismo activo.

Si no tenés un entrenamiento fijo o rutina de gym, realizar una caminata o trotar durante 45 minutos. Foto: Nadia Monges.

Ejercicios y rutina

Si no tenés un entrenamiento fijo o rutina de gym, realizar una caminata o trotar durante 45 minutos, al menos tres veces a la semana sería ideal para mantenerse activo y además de adquirir todos los beneficios de los ejercicios cardio. Y si las acompañás con localizadas y pesas te ayudarán a tonificar y mantenerte en forma.

La rutina de limpieza facial debe ser tu cita obligada de todos los días con productos como: crema antiedad, crema par el contorno de los ojos, serum, mascarilla facial, crema anticelulítica, crema para la noche, exfoliante, agua micelar, protección solar y corrector iluminador.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar