Bianca Soares es una joven paraguaya que se destaca como reportera gráfica, amante de la naturaleza, y que como parte de su trabajo y pasión recorre el país capturando imágenes únicas con su fiel compañera, una modesta cámara fotográfica.

El bosque es como su segundo hogar, es el escenario en el que Bianca se mueve a sus anchas y donde no existe un protagonista principal, ya que se toma su tiempo para enfocar y fotografiar a las plantas, los árboles, senderos, ríos, rocas, cascadas, arroyos y, por supuesto, a los infaltables animales, dueños del lugar.

Es noticia: Andy Moreno Wiebe, una historia de lucha y mucha valentía

El jueves 10 de setiembre pasado, Bianca compartió imágenes de su paso por Campos de María, Puerto Península, en Alto Paraná. Foto: Gentileza.

Definitivamente Bianca ama la naturaleza: “Hija del bosque” es como se califica y el nombre que escogió para encontrarla en las redes sociales, y está visto que la naturaleza también la ama a ella, ya que el año pasado se viralizó una fotografía asombrosa que ella había tomado, donde se ve un colibrí en su nido, bajo una hoja que parecía su techo.

De ese hecho ya pasó casi un año, fue el 11 de octubre del 2019, y ella misma lo rememoró hace un par de días con un hilo de publicaciones en su cuenta de Twitter, quee inició diciendo: “Tengo una historia de superación que contarles. Quizá no sea la gran cosa para algunos, pero ha marcado un antes y un después en mi carrera profesional y también personal”.

Leé también: Efecto pandemia: Organizan encuentro virtual de cata y maridaje de té

Seguidamente recordó que alguien, en algún momento, puso en duda su trabajo, ya que le dijo: “Seguro sacás todas esas fotos puretes de Google” para alzar en sus redes. “En ese momento me reí, pero por dentro fue como una bofetada en la cara”, aseguró Bianca.

Luego comentó que dicho comentario la molestó bastante, pero no fue motivo para que se detuviera, sino que al contrario le sirvió como un motor de arranque, que la impulsó a mejorar cada día a través de sus acciones y sin emitir opinión alguna.

Te puede interesar: “Rápidos y furiosos 9”, ¿sale del planeta?

“Voy por el monte 24/7 con mi cámara a cuesta, entre víboras y mosquitos, haciendo de esa gran pasión una herramienta estratégica de educación ambiental y de conservación de la naturaleza”, “En el 2019 tuve la oportunidad de hacer una foto épica, que ha robado el corazón de muchos internautas del mundo entero”.

“No esperé esa reacción, pero es algo gratificante, no lo niego. ¿Y saben por qué? Hoy googleo mi nombre completo y encuentro mis fotos en medios internacionales en tantos idiomas que ni si quiera logro entender y sí puedo decir: ¡Descargué esta mi foto de Google!”, destacó orgullosamente la naturista.

Dejanos tu comentario

13H

Miguel Cuevas ¿debería ocupar nuevamente su banca en Diputados?

Click para votar