Estamos a días nada más de celebrar el Día Mundial del Chocolate (13 de setiembre) y es por eso que hoy, de la mano de un experto en dulces, te traemos una receta riquísima y sencilla, donde precisamente el chocolate es el ingrediente principal y protagonista de este bocado dulce llamado brownie de chocolate amargo.

Un brownie es un bizcocho de chocolate pequeño, típico de la gastronomía de Estados Unidos. Se llama así por su color marrón oscuro, o brown en inglés. A veces se cubre con jarabe espeso de chocolate y puede llevar dentro trocitos de nueces, chocolate, frutas, maní, etc., de acuerdo al gusto de cada persona.

Es noticia: La escritora de 7 años Danna Rojas Kaiser presenta “El mundo secreto de Polvania”

Por lo general, el brownie se suele servir caliente con helado, merengues o con crema de leche, y especialmente como postre, pero realmente no existe un regla de a qué hora servirlo. Así como también podemos consumirlos fríos. Hay muchas recetas y variantes, pero en esta ocasión vamos a elaborar una fórmula recomendada por el chef especialista en repostería, Adolfo Blanco.

Los ingredientes que vamos a preparar son: 140 gramos de manteca, 180 gramos de chocolate amargo, 250 gramos de azúcar, 3 huevos, 80 gramos de harina (todo uso), 1 cucharadita de polvo para hornear, 150 gramos frutos de secos troceados (opcional), pizca de sal.

Una de las especialidades del de la cocina dulce de Adolfo Blanco.

Nota relacionada: Receta LN: una sola fórmula para elaborar donas fritas y al horno

Para empezar, colocar en un recipiente la manteca con el chocolate para luego derretirlo en baño María, llevarlo al microondas en tandas de 20 segundos. Luego de haber logrado que la manteca mezclada con el chocolate se haya vuelto líquida, agregar todos los demás ingredientes.

Como el azúcar, los huevos, la harina (tamizada), el polvo de hornear, frutos secos, sin olvidar de darle un toquecito de sal y ahí si ya revolver todo junto. A criterio del profesional, para mezclar los productos no es necesario utilizar una batidora, ya que se puede batir de forma manual hasta lograr una textura homogénea y compacta.

Tras realizar todo el procedimiento, verter la mezcla en un recipiente que será para hornear, previamente enmantecado, o bien se puede aplicar papel manteca para que no se pegue. Con el horno a 180 grados por 30 minutos y listo; al sacar y para finalizar, decorar con una crema, un delicioso merengue o un helado de nuestro sabor favorito.

Dejanos tu comentario

10H

A su criterio, ¿los senadores deberían pedir la pérdida de investidura de Sixto Pereira?

Click para votar