La pandemia de COVID-19 transformó completamente todo, de manera que salir a hacer compras ya no es igual que antes. Así como también los negocios tuvieron que adaptarse al nuevo modo COVID de vivir, con el lavado frecuente de manos, toma de temperatura, uso obligatorio de tapabocas y alcohol como desinfectante, además del distanciamiento físico.

Todas estas transformaciones generaron un gran cambio en la forma de relacionarse el cliente con el vendedor. El nuevo sistema no permite que el cliente pueda probarse las prendas, entonces las tiendas extendieron los tiempos de devolución en caso de que la prenda no quede bien, ya que el cliente debe llevar a su casa a probársela.

Te puede interesar: Humidificadores, la nueva aromaterapia

Entonces aquí te van algunos consejos de Nadys Coronel, comunicadora audiovisual y asesora de imagen del canal GEN, especialista en el tema y que te pueden ser útiles en el momento que decidas comprar ropa.

- Llevar todos los elementos de bioseguridad como barbijos, visores y tu propio alcohol, manteniendo siempre la distancia entre personas.

- Fijate bien en tu guardarropas antes de salir a comprar, ya que debes de estar seguro de lo que vas a comprar.

- Si ya elegiste la tienda, comunicate con ellos para asegurarte de que esa prenda se encuentre en stock.

- Conocé tu talla, ya que no se pueden probar las prendas, es mejor que verifiques tu talla actual o lleves una prenda que te queda bien para usar de muestra.

- También te puede servir llevar un centímetro para las medidas correctas. Como hay tiendas que no te dejan tocar la ropa y solo la vendedora puede hacerlo, una opción es que te midas en el lugar y la compares con las medidas que toma la encargada de la ropa.

- Hay prendas que no pueden ser cambiadas, así que mejor pregunta los tiempos de cambios en caso que la prenda no te quede. Cada tienda tiene su propia política de cambios COVID.

- Si tus compras son online, no te olvides de solicitar o verificar las medidas del producto así tu margen de error será mínimo.

Es importante que entendamos que no existe un protocolo que garantice inmunidad contra el COVID, pero si nos cuidamos entre todos acatando los protocolos de bioseguridad, se reduce la posibilidad de contagio y así cuidamos nuestra salud, la los demás y además apoyamos la economía.

Leé también: Plantas: qué debemos tener en cuenta a la hora de comprarlas

La pandemia obligó a tener procotolos hasta para las actividades cotidianas que antes parecían tan simples. Foto: Gentileza.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar