Este 21 de julio se recuerda el Día Mundial del Perro, que si bien no hay una explicación clara del origen y la elección de esta fecha, el festejo sirve para darle una porción más al “mejor amigo del hombre” y reflexionar sobre el maltrato animal. Ahora hay otro motivo para abrazar al querido peludo: su olfato puede ser muy útil para detectar el coronavirus.

Desde el inicio de la pandemia, países como Finlandia, Gran Bretaña y Francia están entrenando a perros rastreadores para detectar el COVID-19. A este modo de detección, que podría ser útil en un futuro dentro de los aeropuertos, se sumó la policía chilena, que ya está adiestrando a estos animales de cuatro patas para lograr identificar de forma temprana a portadores del coronavirus a través del sudor.

El olfato de un canino es 50 veces superior al de un ser humano, tiene 330 millones de receptores en su olfato y puede llegar a oler a 250 personas por hora.

“El virus no tiene un olor, sino que es la infección que genera cambios metabólicos en el individuo en diferentes órganos y en esa respuesta de la fisiología se generan compuestos que son liberados por el organismo, asociados con sulfatos que son, en el fondo, lo que detectaría el perro”, explicó Fernando Mardones, profesor de epidemiología veterinaria de la Universidad Católica de Chile.

En la Universidad de Helsinki realizaron un estudio piloto en el que a perros entrenados como asistentes de diagnóstico médico se les enseñó a reconocer con el olfato el coronavirus. Los resultados fueron muy positivos, ya que luego de unas pocas semanas, los primeros perros pudieron diferenciar con exactitud las muestras de orina de pacientes con COVID-19 de las pertenecientes a personas sanas.

Leé también: El cuidado de la piel del rostro en 4 pasos

Todavía no es muy claro qué sustancias en la orina producen el olor característico para que los perros puedan identificar la enfermedad. Sin embargo, como el virus ataca a pulmones, vasos sanguíneos, riñones y otros órganos, es lógico pensar que la orina de los infectados también cambie.

“Hoy hay evidencia de que los perros son capaces de detectar enfermedades infecciosas y no infecciosas como tuberculosis, infecciones parasitarias e incluso también etapas tempranas de desarrollo de cáncer”, sostuvo por su parte Mardones.

En Chile, la policía y la Universidad Católica se unieron para llevar adelante este plan de convertir en agentes “biodetectores” a tres golden retriever y un labrador. A diferencia de lo aplicado en Finlandia, en el país sudamericano la prueba de detección sería a través del sudor de las personas.

Los perros, cuya posibilidad de contagio es escasa según la Organización Mundial de la Salud Animal, comenzaron su adiestramiento hace un mes y utilizarán muestras humanas de sudor que serán tomadas de enfermos de la clínica de la Universidad Católica. Se espera que en agosto inicien su tarea acompañados de un oficial para realizar la detección en lugares como estaciones de autobuses, aeropuertos o puestos de controles sanitarios.

Fuente: AFP.

Te puede interesar: “Decile No”: Mocasinos explota en Spotify tras recomendación de la Rosalía


Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar