Se acerca el fin de semana y si estabas buscando una serie divertida, entretenida y que además te enseñe desde un lado más humano, esta es la indicada. La serie trata un tema poco visibilizado, como la vida diaria de un adolescente con autismo. Es por ello que deberías darle una oportunidad y así conocer un poco más sobre el mundo que de las personas con este trastorno.

Por: Jazmín Gómez Fleitas

¿Qué es ser normal? “Porque lo normal está sobrevalorado”, señalan sus posters. El protagonista es Sam Gradner, un adolescente que va al colegio y que tiene TEA (Trastorno de Espectro Autista) de alto funcionamiento. Aunque en la serie se va desarrollando mejor lo que eso implica, en el autismo hay varios niveles que hacen alusión a las habilidades para interactuar, comunicarse, etc.

La serie de Netflix nos cuenta sobre este adolescente que decide afrontar los desafíos del autismo para embarcarse en la búsqueda del amor y el crecimiento personal. Su éxito está en que a Sam lo vamos conociendo gracias a los acertados recursos audiovisuales utilizados en los que podemos ver y sentir más de cerca. Por ejemplo, respecto a cómo los ruidos fuertes lo aturden y por eso utiliza unos auriculares con cancelación de ruido, escuchamos con la intensidad que él lo haría y empatizamos con él desde el inicio.

Cassie, la hermana de Sam, es uno de los personajes más geniales y queridos de la serie Atypical. Foto: Archivo.

O vemos de qué manera ciertas circunstancias pueden superarlo por no leer las normas sociales tácitas. Y al mismo tiempo, la serie es divertida y poética, utiliza la obsesión de su personaje principal con los pingüinos y la Antártida para describir sus relaciones interpersonales y sus desafíos escolares y laborales como analogía.

Estrenó en el 2017, cuenta con tres temporadas y episodios de media hora de duración. Sam decide que quiere animarse a tener novia, a aplicar en la universidad, cosas que parecen comunes pero que para él no lo son. La creadora y guionista de la serie, Robia Rashid, hace poco confirmó lo que ya se esperaba: una cuarta y última temporada que estrenará a comienzos del 2021.

Lea más: ¿Cuáles son las películas que esperamos este 2020?

Para la realización de la serie se investigó y se recibió asesoría de médicos y científicos expertos en el tema del autismo. Así también, el actor que interpreta a Sam, Keir Gilchrist, se preparó con mucho material científico.

Totalmente conmovedora, no deja indiferente a su espectador. Su casting de personajes secundarios es muy buena, ya que se va desarrollando la dinámica familiar de los padres que tuvieron que aceptar ese diagnóstico pero que luego tienen que reaprender con Sam para darle más independencia. Así como el de la hermana que lo ayuda a vivir “en el mundo real” o su amigo que lo ve y lo quiere tal cual es. Deja algunas o varias reflexiones para meditar a profundidad; además de muchas risas en el camino.

Dejanos tu comentario

7H

¿Qué medida se debe tomar ante la gran cantidad de personas que retornan de sus vacaciones en el extranjero?

Click para votar