El estreno en salas de ‘Avatar: El sentido del agua’ ha fracasado en algunos cines de Japón al no disponer de la alta tecnología que necesita la nueva película de James Cameron para su proyección. La secuela de ‘Avatar’ (2009) utiliza la tecnología de alta velocidad de fotogramas (HFR, por sus siglas en inglés) en algunas de sus escenas.

Gracias a ello, se pueden reporducir a 48 cuadros por segundo. Teniendo en cuenta que la reproducción estándar es de 24 fotogramas por segundo (fps), esta duplicación indica que mejora la calidad del visionado y permite que estas partes del largometraje sean más realistas.

Si bien esta tecnología no es nueva, ya que se ha aplicado en otras películas, como ‘El Hobbit’, dirigida por Peter Jackson, con ella el realizador James Cameron permite acelerar la velocidad de las escenas de acción, mientras que aquellas en las que se suceden diálogos dan la impresión de ser relativamente más lentas.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Lea más: Cinemark, la marca cinematográfica líder en tecnologías, desembarca en el Este

Según ha trascendido recientemente, tras el estreno de la secuela de ‘Avatar’ en los cines de todo el mundo, algunas salas de Japón se han visto obligadas a cancelar su proyección. Esto ha sucedido por motivos técnicos, tal y como ha adelantado Bloomberg. Debido al formato tridimensional de alta velocidad de fotogramas, que requiere el procesamiento rápido de una gran cantidad de información, algunas salas cines no han podido estrenar la cinta porque no disponen de sistemas que puedan soportar la tecnología que exige el largometraje.

Por el momento, se desconoce a qué se debe esta cancelación masiva de proyecciones, aunque desde este medio apuntan a que un cine de la ciudad japonesa de Nagoya pudo reproducir la película al pasar de los 48 cuadros por segundo al formato estándar, esto es, los 24 fps tradicionales en el cine.

“La vida es en 3D”

‘Avatar: El sentido del agua’, la primera de las al menos cuatro secuelas que James Cameron tiene planeadas de la película más taquillera de la historia, llega a los cines. Una cinta que aterriza en la cartelera con el doble reto de repetir el éxito de su predecesora, y revitalizar así una taquilla que no acaba de recuperar las cifras anteriores a la pandemia de coronavirus, y demostrar que, trece años después, el cine en 3D aún tiene tirón entre el público.

Pero la meta principal de ‘Avatar 2′ no es, asegura su productor Jon Landau, ni resucitar el cine en tres dimensiones ni rescatar a la industria en un momento de crisis, su gran propósito es contar una historia que “emocione al público”. “El objetivo de ‘Avatar: El sentido del agua’ no es cambiar la industria, es contar al público historia convincente y creemos firmemente que el 3D es una herramienta que puede enganchar más al público desde el punto de vista narrativo”, aseguró Landau en una entrevista concedida a Europa Press en su visita a Madrid hace unos meses para presentar el filme.

En este sentido, confía en que esta secuela “inspire a otros cineastas para que vean lo atractivo que puede ser el 3D a la hora de contar historias”. “Las cámaras digitales no fueron bien acogidas en la industria en un primer momento y ahora están por todas partes. A fin de cuentas, vemos todo en 3D, nuestra vida se ve en tres dimensiones... ¿por qué no iban a verse así las películas?”, reflexiona el productor de ‘Titanic’, ‘Solaris’ o ‘Dick Tracy’.

En 2009 James Cameron desarrolló para ‘Avatar’ una tecnología revolucionaria de filmación para lograr un 3D inmersivo y un realismo digital extremo. Un hito tecnológico en el séptimo arte que se vio absolutamente respaldado por el público, que convirtió a la cinta en el filme más taquillero de la historia con una recaudación acumulada que, tras sus diferentes reestrenos, el último hace tan solo unos meses, supera los 2.900 millones de dólares.

Ahora, en ‘Avatar: El sentido del agua’, además de recuperar el cine en 3D para las grandes producciones, el director ha introducido nuevas mejoras en las que ha estado trabajando durante estos trece años. En especial, ha conseguido llevar todos estos avances de filmación al medio acuático, rodando debajo del agua con todos sus actores para presentar los fondos marinos de Pandora donde se desarrolla gran parte de la película.

Pero pese al desafío técnico y el costoso esfuerzo digital, Landau asegura que en estos trece años trabajando con James Cameron en las secuelas, “lo más difícil ha sido encontrar la historia adecuada”. “James no se lanza a rodar un proyecto hasta tener la historia que quiere. Cuando la encontramos, la tecnología es la herramienta para impulsar la historia, para llevarla hasta lugares a los que no sabíamos que podíamos llegar”, apunta para después insistir en que confía que el resultado final sea “inspirador” y “abra una puerta para que otros cineastas para contar sus historias de esta manera”.

La importancia de la familia

Una historia, la de ‘Avatar: El sentido del agua’, centrada en Jake Sully (Sam Worthington) y Neytiri (Zoe Saldaña), los protagonistas de la primera película y sus descendientes y que, además de subrayar aún más las denuncias ecologistas que ya estaban muy presentes en el primer filme, lanza un mensaje muy claro a la audiencia: la importancia de la familia.

“Cuando la gente salga del cine quiero que se lleven consigo la idea de lo importante que es la familia, tanto de la familia en la que uno nace como la que uno elige. Y también todo lo que somos capaces de hacer para proteger y apoyar a su familia, para superar las dificultades que todas las familias deben superar. Ninguna familia es perfecta, la de Jake y Sully tampoco lo es y eso hace que nos podamos identificar con ellos”, expone.

Lea también: Lala Da Rosa: desde adentro de nuestra industria audiovisual

En cuanto al futuro de la saga, de la que Cameron tiene planeadas otras tres películas y que podría ir más allá con más entregas cinematográficas o incluso una serie de televisión, Landau no descarta ninguna posibilidad: “La expansión de la narrativa de ‘Avatar’ puede ser comics, novelas, audiobooks o incluso también streaming, pero lo vamos a hacer a nuestra manera para que sea coherente con el mundo de ‘Avatar’ y nos tomaremos nuestro tiempo para hacerlo de la forma correcta”.

Eso sí, a pesar de que ‘Avatar’ vaya camino de convertirse en otra gran franquicia transmedia, al igual que Cameron, Landau trambién rechaza las comparaciones con sagas como ‘Star Wars’ o el Universo Cinematográfico Marvel. “Cada franquicia es independiente. En Marvel hacen un trabajo fenomenal, en ‘Star Wars’ también lo hacen genial... pero lo hacen de forma muy distinta. ‘Avatar’ también es una saga, pero creo que son muy diferentes. Mi sensibilidad, la de James y nuestra forma de contar historias es muy diferente”, concluye.

Fuente: Europa Press.

Dejanos tu comentario