China dio su apoyo este viernes último a la película “Mulan” de Disney, que ha sido objeto de llamados a boicotearla porque tiene escenas que fueron rodadas en la región china de Xinjiang, donde Pekín está acusado de violar los derechos humanos. Esta película, con un presupuesto 200 millones de dólares (169 millones de euros), se inspira en una leyenda popular, la de una mujer de la antigua China que se disfrazaba de hombre para poder combatir, en sustitución de su viejo padre.

Presentada en China el viernes, es objeto de una reciente polémica, en particular en Occidente, ya que Disney agradece al final de la película al gobierno, la seguridad pública y al Partido Comunista chino de Xinjiang (noroeste).

Leé también: Efecto pandemia: Organizan encuentro virtual de cata y maridaje de té

Numerosas asociaciones de defensa de los derechos humanos han fustigado el rodaje de escenas en esta región, debido al trato que recibe la minoría musulmana de los uigures.

Durante mucho tiempo golpeada por atentados sangrientos perpetrados por miembros de esta etnia, el gobierno chino aplica la mano de hierro con Xinjiang.

Más de un millón de personas han sido internadas en campos, según las organizaciones de defensa de los derechos humanos. China asegura que se trata de centros de formación profesional, destinados a ayudar a la población a encontrar trabajo y a alejarla de la tentación del extremismo religioso.

Lea más: Incógnitas, certezas y dudas tras seis meses de pandemia

“¿Hay algo de más normal que la película agradezca al gobierno de Xinjiang tras la ayuda que (este) aportó?”, declaró el viernes Zhao Lijian, un portavoz del ministerio chino de Relaciones Exteriores.

“Mulan” ya había sido objeto de polémica el año pasado. La protagonista de la película, la actriz estadounidense de origen chino Liu Yifei, manifestó su apoyo a la policía de Hong Kong ante la violencia que salpicó las manifestaciones a favor de las manifestaciones en la excolonia británica.

“Para mí, es la Mulan de hoy”, declaró Zhao Lijian en referencia a la hostilidad que sufrió tras sus declaraciones. “¡Es una auténtica china!”. En su primer día en las salas de los cines chinos, esta superproducción ha recibido críticas negativas de los espectadores, que le han dado un 4,7 sobre 10 de nota en la plataforma china de referencia Douban.com.

Fuente: AFP.

Dejanos tu comentario

7H

El nivel de ocupación de camas de terapia intensiva llegó al tope. ¿Qué debe hacer Salud Pública?

Click para votar