“Se incendia el excine Victoria. Triste. Emblema de la Asunción de ayer. Había nacido en 1950. Tenía 3 niveles. Allí actuaron Los Plateros al final de los cincuenta. Ese edificio debería convertirse en un museo de la época dorada de las salas de cine de Asunción”, manifestó este sábado el comunicador Carlos Martini, en Twitter.

Como Martini, numerosas personas se indignaron con las imágenes del incendio en el segundo nivel, aparentemente provocado por la quema de basura de incidentales invasores (el edificio no se encuentra habitado), que llenó de humo el microcentro y trajo nostalgia en las redes sociales, recordando, por ejemplo, largas filas para ver “Titanic” en 1997.

Los internautas urgieron que se aplique la Ley Nº 5.621/2016 “De protección del Patrimonio Cultural” para el histórico y emblemático edificio, que se señala como propiedad del grupo Mendelson. Luego de 50 años de esplendor, el cine Victoria tuvo una etapa de proyección de películas pornográficas; posteriormente, la sala fue arrendada para un culto evangélico hasta el 2018, aproximadamente. Durante el incendio se vieron rescatadas varias latas de películas en fílmico.

Leé también: Bomberos rescatan rollos de películas tras incendio del excine Victoria

Primer cine con aire acondicionado

“El cine Victoria se inauguró en junio de 1950, cuenta con 1.450 localidades en cuatro alturas diferentes y fue, por mucho tiempo, el único con instalación de acondicionador de aire, y como la entrada en esa época era realmente bien barata –costaba apenas 10 guaraníes– mucha gente, en horas de la siesta, acudía no para ver la película, sino para echarse un sueñito bien freso y luego acudir al trabajo. Esto fue realmente lo que más lo popularizó”, describe Richard Baddouth en su libro “50 años de cine en el Paraguay: Personas, lugares, sucesos” (2015, Fondec).

En sus inicios, la explotación comercial del cine Victoria estaba a cargo de la firma argentina Centrofilm SA y la gerencia a cargo de Pedro Duarte, ciudadano paraguayo.

Baddouth, experimentado distribuidor y exhibidor cinematográfico, relata que en los años 60, el cine Victoria tuvo una época dorada con las películas musicales de ídolos juveniles de entonces como Palito Ortega, Sandro, Violeta Rivas, Leonardo Favio, entre otros, que con una semana de proyecciones alcanzaban 14 mil entradas.

Los sábados y domingos fácilmente se vendían 8.800 entradas y cada función incluía dos películas. Solían verse extensas filas en la intersección de Chile y Oliva, y a eso de las 17:00 se colgaba el cartel de “entradas agotadas”, inclusive para la función de la noche, a las 20:30.

Te puede interesar: Se reabre el Cine Granados de Encarnación

Los bomberos rescataron varias latas de rollos fílmicos; se especula que son de películas comerciales. Foto: Cristóbal Núñez.

En los barrios y el interior

En junio pasado, Paraguay cumplió 120 años de la primera proyección cinematográfica, que tuvo lugar en el auditorio donde hoy existe el Teatro Municipal de Asunción. Tras aquella inédita experiencia, el primer cine paraguayo, de acuerdo al libro de Baddouth, comenzó con proyecciones en la ciudad de Villarrica gracias al señor Meaurio.

Más tarde, en los años 20, se abrió el cine Cañisá, que aún perdura en buen estado en el barrio Trinidad, junto a las antiguas vías del tren, ya que el lugar también funcionaba como una estación muy concurrida.

Seguidamente abrió el cine Splendid de Martiniano Holmer, otro destacado cine céntrico, que se ubicaba en la misma manzana del cine Victoria, hacia la esquina donde hoy se encuentra el local de Bolsi.

También abrieron otras emblemáticas salas como cine Parque (luego Roma), cine Granados, cine Guaraní, y desde los años 50 el furor por las películas mexicanas, de vaqueros, de ciencia ficción, se fue expandiendo a varios cines de barrio y del interior.

Baddouth considera que al cine Avenida, sobre la avenida Eusebio Ayala, frente al Bingo Guaraní, como el último cine de barrio. La mayoría de los cines barriales fueron desapareciendo en la década de los 80 y comienzos de la siguiente.

En Encarnación, el cine Granados es otro histórico espacio de la cultura cinematográfica del país, que también tuvo su época de oro hace 70 años. Cerró con la crisis general de cines y desde el 2008 volvió a ofrecer funciones. Hoy se encuentra abierto, de vuelta con la fase 4 de la cuarentena inteligente.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar