“Quisiera que la gente de Paraguay vea mi película en Netflix, que se estrenará el próximo 29 de julio, ‘Dentro de Tacumbú’ porque creo que es importante que la gente vea cómo sus compatriotas son tratados por el sistema judicial criminal y que ellos mismos decidan luego si está bien o mal”, expresó el periodista británico Raphael Rowe, en un contacto con el Trece, sobre el estreno de la cuarta temporada de su popular serie, que incluye a la prisión paraguaya.

Iniciada en el 2016, la serie “Inside The World’s Toughest Prisons” (Dentro de las cárceles más duras del mundo) debuta este miércoles 29 de julio en la plataforma de streaming Netflix, con su presentador mostrando la vida dentro de la cárcel de Tacumbú, además de prisiones de Alemania, Lesoto y Mauritania.

Leé también: Día de la Amistad: permiten música en vivo para amenizar lugares controlados

“Encuentro que la mayoría de las personas que la ven sin saber de qué se trata, éste y otros episodios también, se encuentran muy sorprendidos por lo que ven”, refirió Rowe. “Por eso, espero que vean el programa y por favor, si tienen alguna pregunta, si hay cualquier cosa que quieran preguntarme sobre el programa, o las personas que aparecen o sobre el trabajo que hice en la prisión y en mi tiempo en el país, por favor no duden en contactarme por redes sociales”.

Doce años de prisión

Raphael Rowe (@areporter en Twitter e Instagram) estuvo 12 años en una prisión de máxima seguridad en el Reino Unido por delitos que no cometió. Fue acusado de asesinato y una serie de robos, y tras años de apelar consiguió su libertad. Pero la dura experiencia lo llevó a trabajar para la BBC, y a crear una de las series documentales más impactantes de las pantallas.

“Nunca antes vi nada como Tacumbú”, dijo Rowe, que en la última semana ofreció entrevistas a diversos medios paraguayos, entre ellos el programa “Sonido urbano”, donde comentó que recorrió muchas cárceles en el mundo, pero la prisión paraguaya es única y shockeante.

El periodista inglés describió que ver a gente que cometió crímenes durmiendo en el piso, al aire libre, con otras personas con delitos menores, es inusual. También creyó sorprendente que hay emprendedores internos, presos que aparte de vender drogas, venden sándwiches, mermeladas y otros productos, todo con el aval de los guardias. Otro detalle increíble para Rowe fue que la gente anda con cuchillos “como si nada”, dentro de la penitenciaría.

Te puede interesar: Olivia de Havilland, lo que la edad de oro de Hollywood se llevó

Meet Pablo, an inmate at Tacumbu Prison, Paraguay, and just one of the people Raphael Rowe meets in his time behind...

Posted by Inside The World's Toughest Prisons on Wednesday, July 8, 2020

Dejanos tu comentario