Por Carlos Giménez

carlos.gimenez@gruponacion.com.py

La Orquesta de las Américas recibió más de 6 mil solicitudes de todo el mundo para integrar 86 lugares, y entre las cerca de 30 nacionalidades que fueron admitidas, Paraguay figura gracias al contrabajista Guillermo Arévalos Vigo, quien, además de la gira anual del megaconjunto internacional, que en el 2019 realizó en México, le tocó participar en la grabación de su disco.

A su vez, Arévalos es uno de los seis contrabajistas de la orquesta y el primer paraguayo en esta sección desde que esta organización comenzó en el 2002, y por la que pasaron al menos siete compatriotas en violines y violas. Actualmente es estudiante de música en el Royal Birmingham Conservatoire, en Birmingham, ciudad ubicada en el centro de Inglaterra.

El 29 de mayo pasado, el prestigioso sello Linn Records publicó en plataformas digitales el disco “De Falla: The Three-Cornered Hat Nights in the Gardens of Spain” (Las tres noches de sombrero de tres picos en los jardines de España) de la Orquesta de las Américas, que contó con la dirección del destacado maestro mexicano Carlos Miguel Prieto, que fue el primer conductor principal entre 2002-2011, incluyendo giras en Panamá, Rusia, y la presentación en el afamado auditorio Carnegie Hall de Nueva York (EEUU).

Como invitados participaron el pianista Jorge Federico Osorio y la mezzosoprano Alejandra Gómez Ordaz; mientras que el ingeniero de sonido fue el británico Philip Hobbs, respectado en la música clásica y jazz, con 20 años de trayectoria y más de 400 grabaciones. A continuación, Guillermo Arévalos Vigo describe esta experiencia y cómo vive la pandemia.

- ¿Qué podés comentarnos sobre este nuevo disco?

- El reciente álbum se titula “De Falla: The Three-Cornered Hat & Nights in the Gardens of Spain”, y hasta la fecha la Orquesta de las Américas cuenta con un total de 17 discos grabados. El último material contiene obras de compositores españoles y son: “El sombrero de tres picos”, “La vida breve” y “Noches en los jardines de España”, de Manuel de Falla; de Enrique Granados, el intermezzo de “Goyescas”.

Leé también: El primer contrabajista paraguayo en la Orquesta de las Américas

Las obras fueron dirigidas por el maestro Carlos Miguel Prieto, la orquesta estaba compuesta por alrededor de 90 músicos provenientes de todos países de América, más la participación especial de la mezzosoprano Alejandra Gómez Ordaz y el pianista Jorge Federico Osorio. Hasta donde sé, el material estará disponible en formato físico a partir del mes de julio, actualmente está disponible en todas las plataformas digitales y la duración total es de 75 minutos.

Creo que es importante mencionar que el álbum lanzado en el año 2015, “Rachmaninov: Piano Concerto Nº 2, Op. 18 - Montero: Ex Patria, Op. 1 – Montero: Improvisations” (con la pianista Gabriela Montero), fue galardonado en el Latin Grammy Award en la categoría de “Best Classical Album”.

- ¿Cómo, cuándo y dónde se grabó el disco?

- El disco se grabó en el mes de julio del 2019, bajo el sello discográfico de Linn Records, en la Sala Nezahualcóyotl en la Ciudad de México, considerada una de las mejores salas de conciertos en Latinoamérica. Con capacidad para más de dos mil espectadores, dicha sala fue diseñada específicamente para conciertos sinfónicos, cuenta con una cámara de resonancia bajo el escenario y superficies de acrílico en lo alto que mejoran la acústica, las butacas rodean el escenario del edificio poligonal, otorgando al espectador la posibilidad de escuchar con la misma claridad desde cualquier lugar.

- ¿Cómo te sentís al ser parte de esta producción?

- Fue un privilegio poder participar en la grabación de todas las obras y por supuesto, vivir toda la experiencia que ello conlleva, desde las previas a las sesiones, los nervios al tocar algunos de los solos en las obras y todos los pensamientos y emociones que se mezclan en un mismo momento.

De hecho cuando escuché las grabaciones por primera vez fue muy gratificante, difícil de explicar con palabras las emociones, ya que es una satisfacción mirar para atrás teniendo el producto terminado y recordar que pude trabajar con grandes músicos, extremadamente competentes, pero, por sobre todo, rescato la energía positiva, el profesionalismo y la capacidad de trabajar en conjunto de mis colegas y de todo el equipo de producción. No hay que olvidar que detrás de la cara visible de una orquesta hay una cantidad importante de personas involucradas que trabajan incansablemente planificando y cuidando cada detalle.

Una fiesta virtual

- Entiendo que celebraron el lanzamiento del disco con una fiesta virtual, ¿cómo fue?

- Fue un lindo encuentro virtual con los músicos que hemos participado en dicha grabación, además de otros colegas de distintas partes del continente. También han participado algunos miembros de la comisión directiva de la orquesta, renombrados solistas, el director titular e invitados especiales, quienes se han unido para celebrar y compartir con nosotros sus expectativas sobre el nuevo material.

La bandera paraguaya presente en la grabación realizada en junio de 2019, en la capital mexicana. Foto: Diego Ramos.

- ¿Cómo se veía a través de tu “ventana” la crisis por la pandemia en Inglaterra, y también qué impresión sentías hacia Paraguay?

- Estoy viviendo en la ciudad de Birmingham, desde que inició la cuarentena he estado encerrado en la casa, he salido solamente para las compras básicas.

Aquí se veía bastante aterrador, las cifras en contagios y muertes son alarmantes, personas cercanas se han infectado pero, por suerte, pudieron superar.

Te puede interesar: Los 80: las orquestas caen y suben las bandas rockeras

La impresión inicial sobre el manejo de la situación en Paraguay era positiva, en comparación a otros países es sabido que se tomaron medidas a tiempo y que el apoyo de la ciudadanía ha contribuido bastante a ralentizar el contagio, ahora, es una pena que la asistencia al pueblo no haya estado acorde con las acertadas decisiones sobre el protocolo a seguir en salud.

- ¿Cómo afectó el coronavirus la agenda de los últimos meses de la orquesta, y de tus proyectos personales?

- Desde la suspensión de eventos públicos, los cambios fueron drásticos, los conciertos han sido cancelados en su totalidad hasta nuevo aviso, hecho que derivó en la cancelación de giras y cursos musicales que tenía agendado desde el año pasado y que he estado esperando con muchas ansias.

- ¿Cómo afrontaste la cuarentena?

- He estado bastante ocupado haciendo música, intento aprovechar el tiempo al máximo dedicándome a trabajar la técnica y lectura de nuevos repertorios. He participado en una charla sobre rutinas de estudio para los compatriotas estudiantes y participé en varias colaboraciones musicales.

El pasado 2 de junio se ha publicado un video realizado en colaboración con todos los estudiantes del departamento de cuerdas del Royal Birmingham Conservatoire. La obra elegida fue una de las “Variaciones Enigma”, dirigida por el director del conservatorio Julian Lloyd Webber, en homenaje al 163 aniversario de nacimiento del compositor inglés Edward Elgar, el cual ha sido difundido a través de la prestigiosa página Gramophone.

Mis clases en la universidad continúan con “normalidad” a través de las plataformas habilitadas para conferencias, estoy culminando el tercer año del Bachelor of Music. Además, mi trabajo como profesor de contrabajo en el Royal Birmingham Junior Conservatoire sigue, ya que el calendario educativo culmina en julio.

- ¿Cómo se encuentra la situación actual, y para los próximos meses, para poder volver salir a las calles, retomar ensayos presenciales, conciertos?

- Actualmente muchas de las restricciones impuestas desde el inicio siguen, con respecto a las reuniones sociales, desde junio se permite realizar encuentros en espacios abiertos de hasta seis personas. Por supuesto, tomando las precauciones higiénicas conocidas y manteniendo la distancia prudencial.

Hasta el momento seguimos aguardando nuevas directrices con respecto a fechas y el protocolo a seguir para futuros ensayos o conciertos.

- ¿Alguna reflexión que quieras compartir sobre este momento mundial?

- Esta pandemia también ha demostrado que el rol que cumplen las artes en todas sus expresiones y por ende los artistas es de suma importancia para la vida cotidiana. Creo que muchos nos hemos preguntado qué hubiera pasado si no hubiésemos tenido acceso a: músicas, películas, libros, museos virtuales, dibujos, pinturas, etcétera.

Muchas veces el trabajo de los artistas no es valorado en su real dimensión. Junto con los médicos, enfermeros, científicos y trabajadores de múltiples servicios, los músicos hemos estado presentes trabajando a favor de la sociedad para mantener elevada la moral.

Espero que un futuro cercano esta situación pueda ayudar a que haya un apoyo real a los artistas, en especial a los trabajadores independientes. Sé que hay muchos sectores vulnerables en nuestra sociedad y lamentablemente el sector artístico es uno de ellos.

El excombatiente del Chaco

El pasado 12 de junio, fecha en que se conmemoraron 85 años de la firma de la paz de la Guerra del Chaco, Guillermo Arévalos Vigo compartió en redes sociales una historia personal y una canción: “Me gustaría contarles una anécdota con un excombatiente de la Guerra del Chaco que en su vejez era cuidador de autos en Asunción y que sirvió como inspiración para que mi papá escribiera la letra y la música en homenaje a los valientes paraguayos, ‘Mbovýma hemby’ (Ya quedan pocos) en 1988”.

Lea más: Patti Smith en cuarentena: las importantes reflexiones que hizo la cantante en los últimos días

“Papá buscaba un lugar para estacionar y en eso ve que un auto se movía y el excombatiente (con el uniforme verde olivo justamente) rengueando intentó alcanzar al conductor, éste se hizo del desentendido y se marchó. El señor se quedó triste ya que lógicamente esperaba alguna propina, papá estaciona en el lugar y le dice al ex-combatiente: ‘Ani rejepy’apy che ru, heta oî ko’ãichagua, pero hetave roîme rovaloráva pende reimbiapokue amo Chákope o sino ore roikopavaerãmo'ã boli’ (no se angustie, papá, hay muchos así, pero somos más los que valoramos su labor en el Chaco, si no íbamos a ser todos bolivianos); y le dio un G. 10 mil que para la época valía plata (disculpen el guaraní, pero palabras más, palabras menos, es lo que recuerdo del relato)”, rememoró.

Aquella situación inspiró a Óscar Arévalos, padre del músico, para componer la letra, completamente en guaraní, y música de “Mbovýma hemby”, el 12 de junio de 1988, en homenaje a los excombatientes de la Guerra del Chaco, y que su hijo rescató 30 años después en una grabación casera.

Dejanos tu comentario

18H

El presidente de la Ande vaticina "un mejor verano" con el servicio, ¿usted qué opina?

Click para votar