El domingo 6 de enero del 2019, Juan Manuel Teixidó fue víctima de la inconciencia e irresponsabilidad de un conductor en estado de ebriedad al volante. Ese día, en horas de la mañana, él y otro ciclista fueron embestidos por el vehículo conducido por Pablo Ferreira, de 29 años e hijo del entonces titular de la Ande, Pedro Ferreira, a la altura del kilómetro 48 de la avenida General Higinio Morínigo de la ciudad de San Bernardino.

Ese día, Teixidó y el otro ciclista que entrenaban en la zona terminaron al costado de la avenida, en la cuneta y con múltiples lesiones. Mientras, Ferreira los miraba y prometía hacerse cargo del accidente y asumir su responsabilidad. Esto según un vídeo que se viralizó tras el accidente.

Siguiendo el procedimiento de rigor, Ferreira fue sometido a la prueba de alcotest, a la que dio positivo con 0,27 mg/l. Es importante mencionar que la prueba se realizó tres horas después del hecho y después de que Ferreira haya comido, gracias a que los policías que lo trasladaban le hayan comprado el desayuno.

Esta información fue confirmada por los propios policías en el juicio oral y público que se desarrolla en el Poder Judicial de Caacupé por lesión culposa. La sentencia podría darse mañana, jueves 22 de abril, en un caso que puede marcar un precedente para hechos futuros.

Es noticia: Paraguayo sobresaliente: fue admitido en Academia de Música de Irlanda e impartirá clases para cubrir gastos

No a la impunidad

En este contexto, y a raíz de la gran cantidad de accidentes de tránsito, algunos fatales, que se dieron en los últimos tiempos y que tuvieron como protagonistas a ciclistas y conductores alcoholizados, Teixidó grabó un video para concientizar a toda la ciudadanía acerca de lo que significa conducir en estado de ebriedad y sus consecuencias; además, invitó a participar del juicio oral y público para que el caso “no quede impune”.

Teixidó inicia el video señalando que “en guaraní hay una frase popular que dice: La tavy nda ñande jukái, ñande reko asýnte”, que en español se traduce como “la ignorancia no nos mata, pero nos hace daño”. Sin embargo, él puede asegurar que la “ignorancia sí mata, el tavy sí mata”.

“Yo tuve la suerte de poner esta mano en el capó de la camioneta que nos atropelló de frente, a Luis y a mí, mientras estábamos entrenando en bici una mañana de domingo, a las 8:20, y gracias a eso los dos terminamos en la cuneta. Don Óscar, el papá de Samira, no tuvo la misma suerte, y hoy ya no está con nosotros. El tavy sí mata”, destacó al hacer referencia al caso del ciclista atropellado en Villarrica y que lastimosamente falleció.

“A diferencia de la pandemia, no hay una vacuna contra la estupidez humana, existe desde que el mundo es mundo. Por eso, es importante que me acompañen mañana, en el último día del juicio oral y público a Pablo Sebastián Ferreira, el conductor que estaba bajo los efectos del alcohol y dio alcotest positivo cuando nos atropelló hace dos años”, relató Teixidó.

Para finalizar, dijo que no era un juicio cualquiera, ya que además de que es importante que sean testigos para velar por sus derechos, es más importante todavía que velen por sus derechos. “Para que yo ciclista, para que vos corredor, para que una mamá como Natalia Godoy o un papá como Óscar Martínez, para que todos podamos volver a nuestras casas, sin que un tavy nos robe la vida. El tavy sí mata, pero depende de nosotros que no quede impune. Te espero mañana jueves 22 de abril en el Poder Judicial de Caacupé”, concluye su mensaje.

Leé también: Estudios confirman que Taffix previene contagio contra variantes de COVID-19

Dejanos tu comentario

14H

Paraguay superó las 11.000 muertes por COVID-19 ¿cuál puede ser la causa del colapso sanitario?

Click para votar