Hans Lindstron, sobrino de Luis Alberto Lindstron, víctima de secuestro por el grupo criminal Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), en conmemoración del día de la Virgen de Caacupé, a través de sus redes sociales comentó una anécdota de fe y esperanza que envolvió a una devota de la madre de todos los paraguayos y al ya fallecido ganadero.

El joven fue contundente al mencionar que “no soy creyente, pero esta mujer colocó una imagen de la Virgen en el patio de la casa y dijo que la imagen miraba el camino por el cual él regresaría. Así lo hizo 40 días después”.

Lindstron fue secuestrado por los criminales el 31 de julio del 2008, luego asesinado el 31 de mayo del 2013. La foto describe perfectamente un día con mucho frío, en donde se observa a una mujer en llantos abrazar al entonces ganadero, sosteniendo en sus brazos la imagen de la Virgen de Caacupé con una bandera paraguaya.

Lea también: La imagen del solitario fiel que logró sortear controles para llegar a Basílica de Caacupé

El pasado noviembre, Hans rememoró el cautiverio de su tío al ver una fotografía con las evidencias incautadas del EPP, tras un tiroteo con las fuerza de seguridad en la zona norte del país.

“Me hacían cargar una pesada mochila -decía mi tío-, todos debíamos cargar una y la mía era probablemente la más pesada porque era la que llevaba todas las cosas del campamento, me tenían como su sirviente. Caminábamos todas las noches hasta el amanecer”, relató en aquella ocasión.

Te puede interesar: Mensaje central durante todo el novenario fue la defensa de la vida y la familia, aseguran

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar